UN TESORO DE TRES MIL AÑOS QUE CONTIENE MATERIAL EXTRATERRESTRE

0
49

Tomado de MUY Interesante

Compuesto por 59 objetos encontrados en 1965, el tesoro data de la Edad del Bronce.

Madrid.- El Tesoro de Villena es uno de los más importantes de la península Ibérica, pero un nuevo hallazgo arqueológico no sólo nos vincula con nuestros antepasados sino también con el enigmático cosmos en el que residimos. Tal es el caso de la sorprendente revelación que rodea al Tesoro de Villena, de 3.000 años de antigüedad, que recientemente se ha descubierto que contiene materiales que están literalmente fuera de este mundo. Los científicos han encontrado dos piezas elaboradas con hierro procedente de ‘más allá del planeta Tierra‘.

Un tesoro de 3.000 años de antigüedad encontrado en España contiene piezas de un 'metal extraterrestre'

Un tesoro de 3.000 años de antigüedad encontrado en España contiene piezas de un ‘metal extraterrestre’Midjourney/Sarah Romero

El Tesoro de Villena, desenterrado por el arqueólogo José María Soler García en 1963, es una pequeña gran fortuna de 59 artículos -que suman casi 10 kilos de peso-, que incluyen artefactos de oro, plata, ámbar e hierro, como pulseras, cuencos y otras piezas de joyería ornamentadas. Aproximadamente el 90 por ciento de la colección está hecha con oro de 23,5 quilates e incluye once cuencos, tres botellas y 28 pulseras.

Durante décadas, el tesoro, que data de entre 2200 y 750 a. C., ha sido admirado por su exquisita artesanía y la luz que arroja sobre el comercio, la riqueza y la cultura de la región durante la Edad del Bronce. Sin embargo, análisis recientes han colocado este tesoro bajo una luz nueva y aún más extraordinaria. Para salvaguardar su inmenso valor, el Tesoro de Villena se guarda de forma segura dentro de una vitrina blindada en el museo arqueológico de la ciudad.

Material procedente de un meteorito

El análisis, realizado por expertos del Museo Arqueológico Nacional de España, la Autoridad de Desarrollo de la Puerta Diriyah de Arabia Saudí y el Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se centró especialmente en dos piezas de hierro del conjunto total. Estos objetos no sólo destacaban por su diseño sino también por su composición.

Utilizando técnicas avanzadas como la espectrometría de masas, los investigadores detectaron una aleación de hierro y níquel dentro de los artefactos, indicativa de origen meteorítico. Así es, las dos piezas que se fabricaron a finales de la Edad de Bronce (1.400-1.200 a. C.), se hicieron empleando hierro procedente de un meteorito. En concreto, proceden del meteorito Mundrabilla que se estrelló en la Tierra hace aproximadamente un millón de años.

El tesoro es el único en la Península Ibérica elaborado con material procedente de un meteorito.

El tesoro es el único en la Península Ibérica elaborado con material procedente de un meteorito.Photography Villena Museum (Alicante); Rovira-Llorens et al, Trabajos de Prehistoria 2023

Los meteoritos, los fragmentos sólidos de cometas, asteroides o meteoroides que sobreviven a su ardiente paso a través de la atmósfera terrestre y aterrizan en la superficie terrestre; a menudo contienen hierro con un alto contenido de níquel, una característica que no se encuentra en las fuentes de hierro terrestres.

Según el examen de los investigadores, el hierro utilizado en los artefactos de Villena presentaba las características propias de este ‘material extraterrestre’, con una composición de aleación que presentaba un contenido de níquel superior al 5% en peso, junto con trazas de cobalto y otros elementos menores. El equipo de científicos españoles y saudíes midió las moléculas de cada una de las piezas, lo que les permitió buscar rastros de aleación de hierro-níquel. Estas huellas se parecían mucho a la composición del hierro meteórico, como se describe en el estudio.

El Tesoro de Villena fue descubierto en la Península Ibérica y revela una mirada al paso de la piedra al bronce.

El Tesoro de Villena fue descubierto en la Península Ibérica y revela una mirada al paso de la piedra al bronce.Photography Villena Museum (Alicante); Rovira-Llorens et al, Trabajos de Prehistoria 2023

«Dado que proceden del espacio exterior, están compuestos de una aleación de hierro y níquel con una composición variable de níquel superior al cinco por ciento en peso«, escribieron los investigadores en su estudio que ha sido publicado en la revista Trabajos de Prehistoria. «También contienen otros elementos químicos menores y traza, siendo el cobalto uno de los más importantes».

Concretamente, los investigadores encontraron una gorra y un brazalete que presentaban hierro meteórico: el primero poseía un 5,5 por ciento del material y el segundo el 2,8 por ciento.

El tesoro probablemente pertenecía a toda una comunidad y no a una sola familia real.

El tesoro probablemente pertenecía a toda una comunidad y no a una sola familia real.Midjourney/Sarah Romero

Este descubrimiento tiene profundas implicaciones no sólo para nuestra comprensión de las primeras prácticas de trabajo de los metales, sino también para el significado cultural y simbólico de dichos materiales en las sociedades antiguas. El uso de hierro meteorítico, raro y difícil de trabajar debido a su alto contenido de níquel, sugiere que las personas que elaboraron estos artículos poseían conocimientos y habilidades metalúrgicos avanzados. Además, el hecho de que tales materiales «alienígenas» se utilizaran para crear objetos de adorno y prestigio indica el alto valor otorgado al hierro meteorítico, probablemente debido a su origen en las estrellas, lo que debe haberlo imbuido de un aura de mística y poder.

“Los datos disponibles sugieren que el capuchón y la pulsera son las dos primeras piezas atribuibles al hierro meteorítico en la Península Ibérica, lo que es compatible con una cronología del Bronce Final anterior al inicio de la producción terrestre generalizada de hierro”, concluyen los autores del estudio.

Aproximadamente el 90 por ciento de la colección está hecha con oro de 23,5 quilates e incluye once cuencos, tres botellas y 28 pulseras.

Aproximadamente el 90 por ciento de la colección está hecha con oro de 23,5 quilates e incluye once cuencos, tres botellas y 28 pulseras.Midjourney/Sarah Romero