EL REAL MADRID ABRE OTRA NOCHE DE CHAMPIONS

0
36

Por Yoyo Malagón
Leipzig.- El Real Madrid vuelve este martes a su escenario favorito, la UEFA Champions League, y lo hará ante el RB Leipzig alemán, quinto en la Bundesliga y escolta del Manchester City en su grupo clasificatorio europeo.
El líder de La Liga viene de una semana de ensueño, no solo por lo que consiguió sobre el césped, sino por lo que le regalaron sus rivales. El equipo de Ancelotti jugó el sábado anterior ante el Girona, al que tenía apenas a dos puntos por detrás y le endosó cuatro goles, para mandarlo a cinco.
No se podía pedir más. El escolta, el que respiraba en el cogote, de pronto aparece a cinco unidades, pero si eso fuera poco, el Atlético de Madrid, otro de los rivales de siempre, cayó por 1-0 ante el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán y se fue hasta los 13 puntos de diferencia, casi olvidado -o totalmente olvidado- en su pelea por el título de Liga.
Para colmo de bienes, el Barcelona apenas pudo sacar un empate 3-3 ante el Granada en el Olímpico de Montjuic y aparece a 10 puntos de un Madrid que parece intratable en casa, y que llega a octavos de final de Champions con un pleno de seis triunfos consecutivos.
Todo, sin embargo, no es bueno. En Leipzig contará con un solo central, para colmo el cuarto entre los que iniciaron la pretemporada, quien, para colmo de males, no jugó la pasada jornada de Liga por problemas físicos. Eso hará que Ancelotti tenga que improvisar en el centro de la zaga. Eso sí, esas improvisaciones no son nuevas porque ya ante el Girona no había centrales disponibles y esa tarea la hicieron a la perfección Aurelién Tchouaméni y Dani Carvajal.
Los centrales de hoy parecen ser Tchouaméni y Nacho, pero el técnico dejó entrever en rueda de prensa que Dani Carvajal le inspira tanta confianza que se pensaría lo de utilizarlo o no.
Y si crees que esos son todos los males, te equivocas: el Real Madrid no contará con el jugador más en forma del mundo en el momento, Jude Bellingham, quien se recupera en Valdebebas de un esguince de alto grado, según el club, y que le impedirá volver a jugar al menos en tres semanas.
No estará el inglés para la ida, pero sí para la vuelta, según parece ser. Y eso al menos le da tranquilidad al cuerpo técnico.
En España, la prensa está recelosa con el potencial del equipo germano, pero en Alemania pasa lo mismo con el Real Madrid. El equipo blanco inspira demasiado respeto, a pesar de las bajas, y la afición y los medios de esta ciudad creen que hay que ir con cautela y no lanzarse a la desesperada a por un equipo que te puede demoler por la velocidad de sus atacantes y el poderío de su mediocampo.
La mayoría, sin embargo, espera que el pareo regrese lo más parejo posible al Santiago Bernabeu, pero de eso hablaremos después. Ahora toca pensar en el partido y después disfrutarlo.