¿DÓNDE ESTÁ LA LECHE DE LOS NIÑOS?

0
28

Por Edmundo Dantés Junior

La Habana.- Muchas madres me han escrito porque aún no llega la leche de los niños. Incluso, advierten que hay un comunicado que dice que cuando «llegue» será para los niños de hasta de dos años, no más, como si no fuera suficiente que la «quitaran» a los siete años.

Esto se va a poner peor.

A mí no me interesa el bloqueo y todo eso que se inventan. A mí no me interesa que digan que los niños son lo más importante que ojos comunistas han visto. No me interesa que saquen reportajes, vídeo clips, fotos de niños felices si no es la realidad. Realidad que todos sabemos.

A mí no me interesa que digan y hasta se crean que el «bloqueo» esté recrudecido, tienen que garantizar además de muchas cosas, la leche.

Porque el dólar está a 305 pesos. Y no parece que vayan ya a corregir las distorsiones porque está Marrero en la India, no se quién en no sé dónde, el otro por un evento de turismo, el nuevo ministro ni ha aparecido, la otra en un evento de culinaria… Eventos que fingen que son para «recaudar» dinero (al igual que los hoteles) pero el problema es que o no recaudan o no se compran las cosas del pueblo… Mínimas, cosas mínimas, básicas.

Como mismo tampoco me interesa que se hayan robado todo ese pollo, tú, como gobierno, tienes que garantizarlo y si pones a unos inútiles a dirigir, bueno, a mí qué… Compra más, compráselo a las Mipymes no eso de: «una provincia se quedará sin pollo» o aquello de «ay, se lo robaron»… «Ay, me ericé cuando vi al presidente»

De hambre se va a morir la mitad que se quede, bueno…

Quisiera decir más pero no tengo, ni corriente, ni conexión… Ahora tengo que caminar más de seis cuadras para enviar esto.

Caminar por calles oscuras, donde está todo el mundo sentado en la oscuridad afuera de sus casas esperando,  esperando que algo pase… Pero cada día es más la inquietud y cada día que pasa es un día más que los padres verán que nada sucede, que nada cumplen. Y estoy seguro de que harán hasta lo imposible por alimentar a sus hijos que ni leche tienen.