¿CÓMO ES EL INTERIOR DE LAS PIRÁMIDES DE EGIPTO?

0
46

Tomado de MUY Interesante

Una de las grandes curiosidades del país del Nilo aguarda en el interior de sus monumentos más famosos.

Madrid.- Las pirámides de Egipto son uno de los monumentos que más curiosidad despiertan en el público. La antigüedad y majestuosidad de estas estructuras son características que empujan al misterio, los secretos y, hay que reconocerlo, a teorías rocambolescas sin fundamento histórico alguno. Además del interés sobre cómo se construyeron, son muchos los que se preguntan qué hay dentro de las pirámides. Debido al impacto del cine y las leyendas relacionadas con Egipto, es común que el público imagine pasadizos secretos llenos de trampas. Sin embargo, el interior de las pirámides, aunque hay diferencias entre cada una de ellas, suele ser algo más sencillo de lo que muchos imaginan. De entrada, hay que tener claro que una pirámide es una tumba. Una tumba muy grande y cara, pero una tumba. Por tanto, su interior se diseñó para acoger el cadáver de un difunto y el resto de los enseres necesarios para los ritos funerarios según las creencias de los antiguos egipcios.

Recreación 3D de las cámaras del interior de la Gran Pirámide

Recreación 3D de las cámaras del interior de la Gran Pirámide de Guiza. ScanPyramids mission.

De Keops a Napoleón

Durante la campaña de Napoleón en Egipto se dio una anécdota curiosa. La leyenda cuenta el relato del, por entonces, futuro emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, que salió pálido y tembloroso de la Gran Pirámide después de pasar horas solo en su misteriosa Cámara del Rey. Aunque nunca reveló lo que había visto o experimentado en su interior, el episodio dejó una profunda impresión en él y llenó de intriga a sus soldados cuando le preguntaron por la experiencia y Napoleón se limitó a responder: “Aunque os lo dijera no me creeríais”. Esta historia, ya sea verídica o no, atestigua el poder de las pirámides para capturar la imaginación y suscitar preguntas sobre lo que yace en su interior.

Ahora bien, la Gran Pirámide de Guiza, como las más de 100 pirámides que hay en Egipto, fue construida como una tumba real para albergar los restos de faraones y reyes. Su diseño monumental y su complejidad arquitectónica reflejan la importancia y el prestigio de los gobernantes para quienes fueron construidas. Originalmente, la Gran Pirámide medía aproximadamente 147 metros de altura, una estructura imponente que se elevaba sobre el horizonte del desierto, aunque el desgaste de su cúspide debido a la erosión la han dejado en 138,8 metros de altura en la actualidad. Su construcción requería una increíble cantidad de mano de obra y recursos, con aproximadamente 2,3 millones de bloques de piedra caliza tallada formando su estructura.

A medida que exploramos el interior de la Gran Pirámide, nos encontramos con una serie de pasadizos estrechos y cámaras. La Cámara del Rey, donde se dice que Napoleón experimentó su inquietante encuentro, es el corazón de la pirámide y alberga el sarcófago del faraón Keops. Sin embargo, estas cámaras son relativamente modestas en comparación con el tamaño de la estructura exterior. Los pasadizos estrechos y las cámaras austeras nos transportan a un mundo antiguo, donde los ritos y lo monumental se entrelazan en la oscuridad de la piedra.

La Cámara del Rey

La Cámara del Rey en el interior de la pirámide de Keops. Jon Bodsworth / Wikimedia

¿Cámaras secretas?

A pesar de los avances tecnológicos modernos, el interior de las pirámides sigue siendo un enigma que aún podría albergar misterios sin resolver. Sin embargo, los arqueólogos y científicos han utilizado diversas técnicas, como la termografía infrarroja y la detección de muones, para escanear el interior de las pirámides sin dañar su estructura. Estos métodos han revelado posibles cavidades y anomalías térmicas, lo que ha avivado aún más el interés en desentrañar los secretos ocultos de estos monumentos antiguos.

El proyecto Scan Pyramids, una iniciativa científica coordinada por Egipto en colaboración con instituciones francesas, canadienses y japonesas, ha obtenido resultados prometedores en su búsqueda de respuestas. Utilizando tecnología de detección de muones, los investigadores han podido reconstruir en 3D el interior de la Pirámide Acodada de Dahshur, revelando la ubicación y estructura de sus cámaras funerarias. Este logro representa un avance significativo en nuestra comprensión de las pirámides sin la necesidad de realizar excavaciones invasivas.

Además, se han descubierto anomalías térmicas en la Gran Pirámide de Giza, sugiriendo la posible existencia de cámaras secretas aún por descubrir. Esta emocionante revelación ha reavivado las esperanzas de encontrar nuevas cámaras y tesoros ocultos dentro de la pirámide más grande del mundo.

El interior de la Gran Pirámide

Con todo, podemos enumerar los elementos que forman el interior de la pirámide de Keops a modo de ejemplo, con una sección del monumento que permite observar de manera esquemática su estructura interna.

Sección de la pirámide de Keops

Sección de la pirámide de Keops. Юкатан / Wikimedia

1. Acceso original, en la cara norte, actualmente obstruido.

2. Acceso actual, ordenado abrir por el califa Al-Mamun en 823, debido a los rumores populares de tesoros ocultos en su interior, perforado a 16 m del suelo con palancas.

3. Bloques de granito, que sellaban el acceso al pasaje superior.

4. Pasaje que comunica con la cámara subterránea.

5. Cámara subterránea.

6. Pasaje de acceso a la Gran Galería.

7. Cámara de la reina.

8. Pasaje que comunica con la cámara de la reina.

9. Gran Galería.

10. Cámara del rey y cámaras de descarga.

11. Antecámara.

12. Pasaje perforado que comunica con la Gran Galería y la cámara subterránea.

7-10 Canales de ventilación de las cámaras del rey y de la reina.

La llamada Gran Galería

La llamada Gran Galería de la pirámide de Keops. Jon Bodsworth / Wikimedia

Un pasado por descubrir

El futuro de la arqueología egipcia parece prometedor, con nuevas tecnologías y enfoques que nos permiten explorar y comprender mejor estos monumentos antiguos. A medida que continuamos investigando el interior de las pirámides, es inevitable que surjan nuevas preguntas y misterios, alimentando nuestra fascinación por la antigua civilización egipcia y sus monumentos duraderos.

En última instancia, las pirámides de Egipto siguen siendo un símbolo perdurable de la grandeza y los esfuerzos de los antiguos egipcios. Aunque aún queda mucho por descubrir, cada avance nos acerca un poco más a desentrañar los secretos de estas impresionantes estructuras que han perdurado a lo largo de milenios. La búsqueda de la verdad continúa, y con ella, la promesa de nuevos descubrimientos que arrojen luz sobre el pasado de la humanidad.