HOY EN LA HISTORIA: 126 AÑOS DE BERTOLT BRECHT

0
14

La Habana.- Se cumplen hoy 126 años del nacimiento de Bertolt Brecht, genial dramaturgo y poeta alemán, uno de los escritores más creativos, anticonformistas e influyentes del siglo XX. Aquí algunas de sus llameantes frases.

– El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida.
– Lo difícil se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.
– El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento.
– Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.
– ¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?
– Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.
– El arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma.
– La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.
– La historia ama las paradojas.
– La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.
– Los de arriba
se han reunido en una sala.
Hombre de la calle:
abandona toda esperanza.
Los gobiernos
firman pactos de no agresión.
Hombre pequeño:
escribe tu testamento.
– Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.
– ¿Qué tiempos son estos en los que tenemos que defender lo obvio?
– Con la guerra aumentan las propiedades de los hacendados, aumenta la miseria de los miserables, aumentan los discursos de los generales, y crece el silencio de los hombres.
-Las madres de los soldados muertos son jueces de la guerra.
– Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.
– El que no sabe es un imbécil. El que sabe y calla es un criminal.
– Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque.
– Porque no me fío de él, somos amigos.
– Desgraciado el país que necesita héroes.
-Las convicciones son esperanza.
Quien no ha compartido la lucha, compartirá la derrota.
– Tal vez sea un error mezclar vinos distintos, pero el viejo saber y el nuevo bien se mezclan.
– A la buena gente se la conoce en que resulta mejor cuando se la conoce.
– Quiero ir con aquel a quien amo. No quiero calcular lo que cuesta. No quiero averiguar si es bueno. No quiero saber si me ama. Quiero ir con aquél a quien amo.
– La ciencia tiene un solo precepto: contribuir a la ciencia.
– ¡Contra la injusticia y la impunidad! Ni perdón ni olvido.
– Sobre todo examinen lo habitual. No acepten sin discusión las costumbres heredadas. Ante los hechos cotidianos, por favor, no digan: ‘Es natural’. En una época de confusión organizada, de desorden decretado, de arbitrariedad planificada y de humanidad deshumanizada… Nunca digan: ‘Es natural’, para que todo pueda ser cambiado.
-Un hombre debe tener por lo menos dos vicios. Uno sólo es demasiado.
-Escapé de los tigres, alimenté a las chinches, comido vivo fui por las mediocridades.
– Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime.
-Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa.
– Aquello que no es raro, encontradlo extraño. Lo que es habitual, halladlo inexplicable. Que lo común os asombre. Que la regla os parezca un abuso. Y allí donde deis con el abuso, ponedle remedio.
– Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer.
– El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.