PERRO O GATO, ¿CUÁL ES MÁS INTELIGENTE?

0
23

Tomado de MUY Interesante

Madrid.- Para quienes tienen mascota, el vínculo que establecen con su compañero animal trasciende la simple compañía. La mayoría de los dueños, al menos en España, considera a su mascota un miembro más de la familia. Y no es para menos: llevamos compartiendo la vida con perros y gatos desde hace miles de años, y hemos influido tanto en su evolución, como ellos en la nuestra.

Perro

Perro — Á. Bayón

Más del 33 % de las familias españolas comparten su día a día con perroslos gatos se encuentran presentes en el 18 % de los hogares, revelando una inclinación nacional hacia los caninos. Esta preferencia contrasta con la tendencia general europea, que tiende a ser más gatuna.

¿Perro o gato? Comienza el duelo

¿Qué es mejor, el perro o el gato? Los dueños de perros lo tienen claro; también los que tienen gatos; y normalmente no suelen coincidir en su opinión. Quienes tienen o han tenido ambos, suelen ser más objetivos, y ven los pros y los contras de cada mascota, aunque decantarse por una u otra especie es como obligar a elegir entre papá y mamá.

La discusión sobre perros o gatos se basa en gustos personales. Del perro valoramos su lealtad, nobleza, obediencia y habilidad para seguir órdenes; del gato, la naturaleza independiente, enigmática e incluso su comportamiento caprichoso.

Gato

Gato — Webandi/Pixabay

Un aspecto que suele valorarse siempre es su inteligencia. Por supuesto, como en cualquier especie, existe una alta variación entre individuos: hay perros y gatos muy inteligentes, y otros no tanto. Pero, ya sea por su habilidad de aprender trucos, su comprensión de rutinas, su capacidad de manipulación o la aptitud para resolver problemas, en general, ambas especies gozan de una gran inteligencia. ¿Pero cuál de los dos es el más inteligente? La ciencia ha tratado de dar respuesta a esa pregunta.

Un duelo de inteligencia

El investigador Attila Salamon y sus colaboradores, de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest, decidieron poner a prueba a perros y gatos domésticos. Diseñaron una serie de evaluaciones sistemáticas de éxito a la hora de aprender a identificar gestos de señalamiento humanos, tanto en condiciones de laboratorio como en el hogar de los animales.

Perro

Perro — Á. Bayón

Los resultados, publicados en la revista Scientific Reports, dependientes de la prestigiosa Nature, arrojaban un resultado relativamente claro: los perros demostraron tener una mayor tolerancia al exámen que los gatos y mayor éxito en las pruebas. Además, se halló que los gatos respondían mejor en la comodidad del hogar que en el entorno del laboratorio.

Para los investigadores, este resultado viene condicionado por la influencia de su domesticación y los antecedentes ecológicos. Mientras la domesticación del perro se remonta a más de 30 000 años, la del gato empezó hace menos de 10 000. En relación a los antecedentes ecológicos, el loboancestro evolutivo del perro, es un animal de manada, con alta cohesión social y con una comunicación gestual activa entre individuos, mientras que el gato silvestre, ancestro del doméstico, es un animal solitario.

Gato

Gato — Á. Bayón

¿Es el perro más inteligente que el gato? no tan rápido

Apoyarse en estos resultados para afirmar que el perro es más inteligente que el gato es un error. El carácter arisco y reservado de los gatos hace que sean más difíciles de estudiar en un laboratorio, y en su hogar es más complicado sonsacarles la información. Pueden esconder secretos que los perros desvelan con gusto.

Las investigaciones sobre la cognición social de los gatos, como señala el investigador David Grimm, revelan que pueden competir con los perros en pruebas de inteligencia social. No obstante, dadas las dificultades inherentes a su comportamiento, hay serias dudas acerca de si los estudios sobre su inteligencia alcanzarán el mismo nivel de desarrollo que los estudios sobre perros. Es posible que los gatos sean más inteligentes de lo que actualmente se puede demostrar.

Perro y gato

Perro y gato — StockSnap/Pixabay

Por otro lado, aunque los perros son, en general, más hábiles para resolver ciertos tipos de problemas, no implica necesariamente que sean más inteligentes. La inteligencia es un fenómeno complejo, multifactorial y muy difícil de medir con una sola prueba.

Por lo tanto, para responder definitivamente a la pregunta de si los perros son más inteligentes que los gatos, se requiere más investigación científica aunque, posiblemente nunca se alcance una respuesta definitiva. En ciencia, las conclusiones no siempre son claras o definitivas, y muchas veces, una respuesta solo nos sirve para plantear nuevas preguntas.