CAMBIAR CABALLOS EN MEDIO DEL RÍO

0
21

Por El Estado como tal

La Habana.- Probablemente dirán otra cosa oficialmente, pero dejando a un lado el aspecto individual de los cambios ministeriales, su probable efecto inmediato sería un frenazo al “cronograma de implementación”, al menos en febrero.

Reemplazar dos de los tres ministros claves de un programa de “estabilización macroeconómica” pudiera indicar algún tipo de “incidente” (no cibernético) en el lapso entre el Consejo de Ministros (29/1/2024) y el aplazamiento del alza de precios de combustibles (31/1/2024).

En la primera reunión del Consejo de Ministros del 29/1/2024 fueron presentados un “plan de acciones” y la “actualización del cronograma de implementación” y no existe información pública acerca de que ambos no hubieran sido aprobados ni tampoco criticados.

Nada presagiaba -con la información pública disponible- que fuesen a “cambiar de caballos en medio del río”. La crisis y los problemas del paquete son sistémicos, pero es problemático hacer cambios sustantivos en el equipo que diseñó un paquete aprobado y recién iniciado.

Según lo anunciado, febrero sería un mes crucial: se aplicaría lo que probablemente haya sido diseñado como el mayor shock de precios del paquete y se “avanzaría” en propuestas sobre el mercado cambiario y la asignación de divisas.

En otras palabras: en febrero se aplicaría una medida potencialmente irritante a nivel ciudadano (alza de precios) y habría ajetreo burocrático para intentar modificar procesos y cuantías de la distribución del recurso más escaso de la economía nacional: las divisas.

Quizás las aprehensiones respecto a una eventual inestabilidad social y política, más posibles desacuerdos burocráticos relativos a la distribución de las divisas “reventaron” el cronograma y provocaron cambios en el equipo económico.