HOY EN LA HISTORIA: 107 AÑOS DEL NACIMIENTO DE JOSÉ LUIS SAMPEDRO

0
23
Por José Walter Mondelo
La Habana.- Hace hoy 107 años nació el gran economista, humanista y escritor español José Luis Sampedro. Aquí una muestra de su radical e indomable pensamiento.
– Lo que domina a la gente es el miedo, y se trata de que el miedo cambie de bando.
– La vida es una navegación difícil sin una buena brújula.
– La austeridad es muy triste cuando nos la imponen, pero no cuesta ningún trabajo cuando se tiene.
– Las batallas hay que darlas, se ganen o se pierdan, por el hecho mismo de darlas.
– El poder quiere siempre para él la libertad más absoluta, y en cambio quiere impedir que esa libertad esté disponible para todos los demás.
– La cuestión está en defender la propia vida, en defender la propia verdad y en defenderla con libertad, porque si no, no es propia.
– El desarrollo económico —y soy economista— que llaman sostenible, es absolutamente insostenible; lo saben muy bien los ecologistas.
– El mercado está en manos de los poderosos. Dicen que el mercado es la libertad, pero a mí me gustaría saber qué libertad tiene en el mercado quien va sin un céntimo. Cuando se habla de la libertad hay que preguntarse inmediatamente: ¿la libertad de quién?
– Hay una cosa que me preocupa: hasta qué punto se están destruyendo valores básicos. No hablo ya de derechos humanos, sino de la justicia, la dignidad, la libertad, que son constitutivas de la civilización.
– La vida es un arder y el que no arde no vive.
– Siempre se puede, cuando se quiere.
– El tiempo nos hace como somos, amamos tanto porque nos arrastra, para olvidarnos de él, en la desesperanza de ir deshaciéndonos, nos agarramos al ancla del amor.
– La ciencia avanza, la técnica innova… pero no añaden nada al vivir humano, tejido con emociones más que con razones… Las razones se añaden luego, para justificarnos: seguimos amando y odiando como en Grecia.
– Recuerda bien lo que te digo, hijito; no lo olvides: las mujeres te sorprenderán siempre. Crees que ya conoces toda la baraja, desde la reina a la sota, y te sale carta nueva.
Desde la infancia nos enseñan; primero a creer lo que nos dicen las autoridades, los curas, los padres… Y luego a razonar sobre lo que hemos creído. La libertad de pensamiento es al revés, lo primero es razonar y luego creeremos lo que nos ha parecido bien de lo que razonamos.
– Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada.
– Gobernar a base de miedo es eficacísimo. Si usted amenaza a la gente con que los va a degollar, luego no los degüella, pero los explota, los engancha a un carro… Ellos pensarán; bueno, al menos no nos ha degollado.
– Somos naturaleza. Poner al dinero como bien supremo nos conduce a la catástrofe.
– No me interesa la felicidad. Pero no exigir demasiado hace más fácil llevarse bien con uno mismo, que es mi sustituto de la felicidad.
– Nos educan para ser productores y consumidores, no para ser hombres libres.
– Hay dos clases de economistas; los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres.
– El tiempo no es oro; el oro no vale nada, el tiempo es vida.
– Deberíamos vivir tantas veces como los árboles, que pasado un año malo echan nuevas hojas y vuelven a empezar.
– Conseguir un pensamiento libre en la sociedad actual es difícil porque la democracia está pervertida y secuestrada.
– Es asombroso que la Humanidad todavía no sepa vivir en paz, que palabras como ‘competitividad’ sean las que mandan frente a palabras como ‘convivencia’.
– Solo vale la serenidad, cuando debajo hay fuego.
– Mi pedagogía siempre se reducía a dos palabras: amor y provocación.
– La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada a la responsabilidad del que maneja.
– …En estos tiempo es más fácil divulgar la inmoralidad que la decencia.
– Nunca pretendí hacer historia, sino comprender mejor el amor y el poder, esas dos grandes pasiones de todos los tiempos.
– La clave es el desarrollo interior de cada uno, y no el exterior.