HAMÁS ESTUDIA PROPUESTA DE PAZ, PERO EXIGE RETIRADA DE ISRAEL

0
13

Redacción Internacional

Jerusalén.- El jefe del buró político de Hamás, Ismail Haniyeh, afirmó hoy que su movimiento “está estudiando” la propuesta de acuerdo que le presentó ayer Catar, país mediador, y que responderá “pronto”, aunque exigió “la completa retirada de las tropas” israelíes de la Franja de Gaza.

Al menos 114 gazatíes han muerto en las últimas 24 horas por bombardeos israelíes en el enclave, lo que eleva la cifra total de fallecidos desde que comenzó la guerra a 26.750, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad de Gaza, controlado por Hamás.

Una de las áreas más castigadas por los combates y los bombardeos es Jan Yunis, en el sur, donde Israel mantiene bajo asedio desde hace ocho días los principales hospitales de la ciudad, el Naser y el Al Amal.

YouTube player

Israel mata a tres milicianos en un hospital de Yenín

En otro hospital, el Ibn Sina de Yenín, en el norte de Cisjordania ocupada, tropas israelies llevaron a cabo hoy una redada en la que mataron a tiros a tres milicianos, incluido Mohamed Jalamneh, un importante miembro de Hamás.

Según el Ejército israelí, Jalamneh, supuestamente implicado en actividades terroristas recientemente, se escondía en el hospital Ibn Sina de Yenín y fue “neutralizado” junto a otros dos miembros de la Yihad Islámica, los hermanos Mohamed y Basel Ghazawi.

“Una célula terrorista que se escondía en el hospital Ibn Sina y planeaba llevar a cabo un ataque terrorista en el período inmediato fue neutralizada”, afirmó un comunicado castrense.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad palestino confirmó la muerte de los tres palestinos y denunció una “nueva masacre de la ocupación” dentro de los hospitales, ya que las tropas israelíes “irrumpieron en el hospital de Yenín y llevaron a cabo un tiroteo dentro”.

Funeral de dos de los tres palestinos muertos en una redada llevada a cabo por las fuerzas israelíes dentro del hospital Ibn Sina en la ciudad cisjordana de Yenín este 30 de enero. EFE/EPA/Alaa Badarneh

Soldados disfrazados de personal sanitario

Para la operación, que se llevó a cabo en menos de 10 minutos, soldados israelíes se infiltraron en el hospital vestidos de médicos, enfermeros y mujeres palestinas, se dirigieron al tercer piso donde se encontraban los milicianos y mataron a los tres milicianos mientras dormían con pistolas equipadas con silenciadores, según detalles publicados en medios hebreos y palestinos.

Jalamneh, de 27 años, era el objetivo de este operativo conjunto del Ejército, la Policía de fronteras y el Shin Bet, al que atribuían la transferencia de armas y municiones a otros milicianos para “promover ataques a tiros y planeaba un atentado inspirado en la masacre del 7 de octubre”.

Israel le situaba desde hace tiempo en el campo de refugiados de Yenín, bastión del movimiento miliciano en Cisjordania, donde al parecer mantenía contacto con el liderazgo de Hamás en el exterior e incluso había resultado herido en un intento fallido de atentado con coche bomba, indicó un portavoz militar.

Funeral de los tres palestinos muertos en una redada llevada a cabo por las fuerzas israelíes dentro del hospital Ibn Sina en la ciudad cisjordana de Yenín.
Funeral de los tres palestinos muertos en una redada llevada a cabo por las fuerzas israelíes dentro del hospital Ibn Sina en la ciudad cisjordana de Yenín, este 30 de enero. EFE/EPA/Alaa Badarneh

Junto con Jalamneh, se escondían dentro del hospital los hermanos Ghazawi, vinculados a la Yihad Islámica, nacidos en el campo de refugiados de Yenín, e involucrados en “actividad terrorista” en el área, según la información israelí.

Los tres eran parte de la Brigada de Yenín, nacida hace dos años en el campo de refugiados para aglutinar a todas las milicias de la zona independientemente de su afiliación ideológica.

El asedio a los hospitales

“Durante mucho tiempo, los sospechosos buscados se esconden en hospitales y los utilizan como base para planificar actividades terroristas y llevar a cabo ataques, asumiendo que la explotación de los hospitales les servirá como protección de la actividad antiterrorista de las fuerzas de seguridad israelíes”, señaló el Ejército.

Para Israel, “este es otro ejemplo del uso cínico de zonas civiles y hospitales como refugios y escudos humanos por parte de organizaciones terroristas”.

Soldados israelíes recorren el área de radiología del hospital Al Shifa en Gaza
Soldados israelíes recorren el área de radiología del hospital Al Shifa en Gaza. EFE/ IDF

En la Franja de Gaza, tropas israelíes también han asediado y atacado casi sus hospitales, alegando que allí se esconden miembros de Hamás.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) pidió a la ONU, instituciones internacionales y organizaciones de derechos humanos que trabajen para “poner fin a la serie de crímenes cotidianos cometidos por la ocupación contra nuestro pueblo y los centros de salud en la Franja de Gaza y Cisjordania”

“El derecho internacional proporciona protección general y específica para sitios civiles, incluidos hospitales, de conformidad con la Cuarta Convención de Ginebra y los Convenios de Ginebra de 1977 y de La Haya de 1954”, alegó Sanidad.

Se intensifica la ofensiva en el norte de Gaza

En la jornada 116 de ofensiva militar sobre la Franja, el Ejército israelí retomó con más intensidad los ataques en el norte del enclave, donde en los últimos días los milicianos del grupo islamista Hamás han recuperado posiciones e incluso lanzado una andanada de cohetes hacia el centro de Israel por primera vez en más de un mes.

“Las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron y destruyeron los lanzadores utilizados ayer para disparar cohetes contra el centro de Israel y las tropas continúan operando contra terroristas y confiscando armas en el norte y centro de Gaza”, indicó un comunicado castrense.

Las sirenas antiaéreas sonaron el lunes en varias localidades del centro de Israel, incluido en Tel Aviv y en las afueras de Jerusalén, donde se escucharon fuertes explosiones por intercepciones del sistema aéreo Cúpula de Hierro.

“Una evaluación del lanzador impactado mostró que también había granadas de mortero listas para disparar desde esas lanzaderas”, agregó el Ejército.

El mando militar israelí anunció ayer que iba a reforzar su presencia en el norte de la Franja, incluso ordenó la evacuación de amplias zonas en ciudad de Gaza, ante los indicios de que unos 2.000 milicianos de Hamás intentan restablecer su presencia militar allí.

Lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza (al fondo) vistos desde la frontera palestino-egipcia en el campamento de Rafah, al sur del enclave
Lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza (al fondo) vistos desde la frontera palestino-egipcia en el campamento de Rafah, al sur del enclave. EFE/EPA/Haitham Imad

En el área del campo de refugiados de Shati, en el norte, las tropas “eliminaron numerosos terroristas y localizaron armas en la zona”; mientras que en el centro del enclave, identificaron una “célula terrorista armada” que se acercaba a las fuerzas, que fue eliminada con un dron.

Familiares de rehenes bloquean la entrada de ayuda

El Ejército también informó hoy de que continúa luchando en Jan Yunis, en el sur, donde “eliminaron a terroristas durante los combates y localizaron grandes cantidades de armas”, además de neutralizar una “célula terrorista” en un ataque aéreo con dron.

En Jan Yunis, las tropas destruyeron ayer un gran túnel de un kilómetro de largo, ubicado debajo de un cementerio, y que, según dice, funcionaba como un “centro de mando” de Hamás.

Además, decenas de familiares de rehenes y militantes de derecha protestaron hoy de nuevo en las cercanías del cruce fronterizo de Kerem Shalom, donde Israel inspecciona la ayuda humanitaria que entra a la Franja de Gaza, y obstaculizaron la entrada de camiones por séptimo día consecutivo.

Desde hace más de un mes, Kerem Shalom es uno de los puntos por los que entra al enclave ayuda humanitaria de la comunidad internacional, no de Israel, que sí supervisa el contenido para asegurarse de que los camiones no son utilizados por Hamás para el contrabando de armas. (EFE)