IRÁN NIEGA ATAQUE QUE PROVOCÓ TRES MUERTOS DE EEUU EN SIRIA

0
21

Teherán.- Irán negó este lunes su implicación en el ataque en el que murieron tres soldados estadounidenses en Siria junto a la frontera con Jordania y que fue reivindicado por milicias proiraníes.

La agencia estatal IRNA ha recogido unas declaraciones del Ministerio de Exteriores iraní, en las que su portavoz afirma que su país no ha estado implicado “en las operaciones de los grupos de la resistencia en la región”, tal y como aseguran Estados Unidos y Reino Unido.

“Estas afirmaciones se realizan con objetivos políticos específicos para revertir las realidades de la región y están influenciadas por terceras partes, incluido el régimen sionista (Israel) asesino de niños”, dijo Naser Kananí.

Por su parte, la Misión Permanente de la República Islámica de Irán ante la ONU ha asegurado que Irán “no tiene conexión ni nada que ver con el ataque contra una base de EE.UU”, según la agencia estatal iraní.

Jordania sitúa el ataque fuera de su territorio

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este domingo que tres soldados estadounidense murieron en un ataque con drones en el noreste de Jordania, cerca de la frontera con Siria.

No obstante, el Gobierno jordano señaló que la acción, en la que también resultaron heridos 25 soldados estadounidenses, se produjo fuera de su territorio y tuvo como objetivo la base de Al Tanf.

“Si bien todavía estamos recopilando los hechos de este ataque, sabemos que fue llevado a cabo por grupos militantes radicales respaldados por Irán que operan en Siria e Irak”, adelantó Biden en un comunicado.

La milicia Al Nujaba, una de las más prominentes de la Resistencia Islámica en Irak, celebró en un comunicado varios ataques contra posiciones de EE.UU. en Siria e Irak, entre ellos uno dirigido contra la base de Al Tanf, en Siria, “que causó la muerte y heridas a más de 50 soldados norteamericanos”.

Esta es la primera vez desde el estallido en la guerra en la Franja de Gaza que mueren soldados estadounidenses como resultado de los ataques de las milicias proiraníes de Irak, que han perpetrado más de un centenar de acciones contra posiciones de EE.UU. en Irak y en Siria desde el inicio del conflicto.

Irán capitanea el llamado Eje de la Resistencia, una alianza informal formada por organizaciones militantes como Hizbulá, los rebeldes hutíes, el movimiento islamista Hamás y la Yihad Islámica, entre otros grupos.

Teherán niega que estos actores actúen bajo sus órdenes y asegura que toman decisiones por su cuenta. (EFE)