¿DE DÓNDE PROCEDE EL NOMBRE DE LOS CONTINENTES?

0
23

Tomado de MUY Interesante

Europa, África, América… ¿Te has preguntado alguna vez por el origen del nombre de los continentes que conforman el planeta Tierra?

Madrid.- Conocer el origen de los nombres implica adentrarse a veces no solo en la historia, sino también en las raíces lingüísticas e incluso en la mitología. En ocasiones, las personas se preguntan por la procedencia de su nombre de pila o sus apellidos, pero pocas veces por aquellos términos que designan los territorios en donde vivimos.

Europa, África, Asia… ¿Te has preguntado alguna vez de dónde procede el nombre de los continentes que forman nuestro planeta? De hecho, cada uno lleva consigo una narración que arroja luz sobre las circunstancias históricas y los conceptos culturales de la época.

África: entre el latín y el fenicio

El nombre “África” tiene sus raíces en el latín “Afer”, que significa “persona africana”. Se cree que este término también podría estar relacionado con la palabra fenicia “afar”, que se traduce como “polvo”. La elección del nombre refleja tanto la conexión geográfica como las impresiones que los antiguos tenían sobre la región.

África designa a la tercera parte del mundo en extensión, después de los continentes asiático y americano. La diversidad es uno de los rasgos más distintivos de este territorio, que incluye a países como Nigeria, Egipto, Sudáfrica, Etiopía, Kenia, Argelia, Marruecos, Ghana, Tanzania, Angola, Sudán, Uganda, Mozambique, Madagascar, Zambia, Senegal, Malí, Zimbabue, Ruanda o Namibia, entre otros muchos.

Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Ciudad del Cabo (Sudáfrica)iStock

América: en honor a Americo Vespucci

América lleva el nombre del navegante y explorador italiano Amerigo Vespucci. Aunque Cristóbal Colón fue uno de los primeros en llegar al Nuevo Mundo, Vespucci fue el en sugerir en primer lugar que estas tierras eran parte de un continente previamente desconocido. Así, América rinde homenaje a un hombre cuyas ideas cambiaron nuestra percepción del mundo.

América da nombre a una de las cinco partes en que tradicionalmente suelen dividirse las tierras del mundo, la segunda por su extensión y la tercera por su población. Está constituida por dos continentes, América del Norte y América del Sur, unidos por una franja ístmica, América Central, y un vasto archipiélago, las Antillas.

iStock

Bogotá (Colombia)iStock

Asia: entre el griego y el asirio

Asia deriva del término griego “Asía”, que, a su vez, tiene sus raíces en el asirio “asu”, cuyo significado es “subir” o “salir de”. Esta asociación tiene connotaciones geográficas y direcciones cardinales. Y es que, en la antigüedad, Asia se relacionaba con la región donde el sol “ascendía” por el este.

Asia nombra a la parte más extensa del globo, que abarca alrededor de 44.000.000 km². Se trata no solo del continente más grande, sino también del más poblado del mundo. Alberga países como China, India, Japón, Corea del Sur, Indonesia, Rusia, Pakistán, Bangladesh, Filipinas o Vietnam.

El Taj Mahal

El Taj Mahal, en la India.iStock

Europa: una historia de la mitología griega

El nombre del viejo continente tiene cierto encanto mitológico. En la mitología griega, Europa fue una princesa fenicia seducida por Zeus, quien adoptó la forma de un toro blanco. El rapto de Europa llevó a la región que ahora lleva su nombre.

Se trata del cuarto continente según su extensión, donde vive aproximadamente el 15 % de la población mundial. Europa es la cuna de la civilización occidental y aunque cuenta con una historia rica y compleja, ha sido testigo de imperios antiguos, guerras mundiales y movimientos culturales importantes.

Coliseo romano

Coliseo romano (Roma, Italia)iStock

Oceanía: la región de los océanos

Oceanía abarca las vastas extensiones de los océanos Pacífico. El término proviene de “oceánico” y, naturalmente, refleja la conexión intrínseca con el Océano Pacífico. Este nombre enfatiza la importancia de los océanos en la identidad y geografía de la región.

Constituida por el continente australiano, Nueva Guinea, Nueva Zelanda y un gran número de islas y archipiélagos dispersos en el Océano Pacífico, agrupados bajo el nombre de Melanesia, Micronesia y Polinesia.

Como dato curioso, Australia, proviene del latín “Terra Australis”, que se traduce como “tierra del sur”. Este término, que ahora designa a la mayor isla de Oceanía, se utilizaba en la antigüedad para describir una tierra hipotética en el hemisferio sur antes de que se conociera la extensión real del continente.

iStock

AustraliaiStock

La Antártida: en el extremo sur

El nombre Antártida significa literalmente “opuesto al Ártico» o “opuesto al norte”. Este continente, en el extremo sur del planeta, está en dirección opuesta al Ártico, en el norte.

Está situado en el hemisferio austral y su centro coincide aproximadamente con el Polo Sur. La Antártida es el continente más frío, ventoso y seco de la Tierra, un vasto desierto helado cubierto por una capa de hielo que contiene alrededor del 70% del agua dulce del mundo.

El hielo marino en la Antártida está en sus mínimos históricos

La AntártidaiStock

Es el hogar de algunas de las condiciones climáticas más extremas, con temperaturas que pueden caer por debajo de los -80°C. A pesar de su hostilidad, alberga una diversa vida marina, incluidas ballenas, pingüinos y focas, funcionando como un laboratorio natural para la investigación científica.