LOS HERMANOS DEAN

0
12
Pucho Oroza
Varadero.- Han sido varias las duplas de hermanos que han coincidido en Grandes Ligas, algunas, incluso, en el mismo equipo. Hoy hablaremos de los hermanos Dean, Dizzy y Paul, Campeones de la Serie Mundial de 1934.
Originarios de Lucas, Arkansas, jugaron seis años juntos con los Cardenales en la década de los 30´s. En 1934, cuando Dizzy Dean ya estaba en su cuarta temporada, Paul debutó en las Grandes Ligas. Los hermanos eran muy unidos, pero tuvieron suertes diferentes en la MLB.
Paul jugó solo nueve temporadas, con balance de 50 y 34, en 787.1 inning dio 387 ponches, con un PCL de 3.75 y un WHIP de 1.28. En su tercera temporada, se lesionó el brazo, luego de haber ganado 19 juegos y quedar tercero en ponches en cada una de sus primeras dos y nunca pudo ganar más de cinco juegos ni lanzar más de 100 innings el resto de su carrera.
Dean jugó 12 temporadas, aunque solo pudo tener seis completas. Ganó 150 juegos y perdió 83 en su carrera, permitió sólo 661 carreras limpias para un PCL de 3.02, ponchó a 1163 bateadores y su WHIP de 1.21. Fue cuatro veces All Star, MVP de la Liga Nacional en 1934, cuatro veces líder en ponches, tres ocasiones líder en inning lanzados y cuatro entre el primero y segundo en victorias. Fue el último lanzador de la Liga Nacional en ganar 30 partidos en una temporada.
Tenían un carácter complicado, sus indisciplinas conspiraban contra el equipo y las adicciones dominaron su comportamiento, aún así hicieron historia. En enero de 1934, Dizzy le comentó a un reportero: “creo que Paul y yo ganaremos 50 juegos este año para los Cardenales”. Pocos le creyeron, y se equivocaron. Dizzy ganó 30 juegos ese año, ganando el MVP de la Liga Nacional y su hermano Paul, ganó 19. San Luis ganó la Serie Mundial contra Detroit en siete juegos ese año, cada uno de los Dean ganó 2 partidos, incluidos el sexto y séptimo.
En esa temporada, 1934, la mejor para ambos, el 21 septiembre, los Cardenales tuvieron doble juego contra los Dodgers. En el primer enfrentamiento, el mayor de los Dean lanzó blanqueada de tres hits, mientras que, en el segundo, Paul, lanzó un No Hitter contra Brooklyn. Al finalizar el juego, al pedirle sus comentarios a Dizzy sobre la joya de pitcheo de su hermano este dijo “Si hubiera sabido que Paul iba a lanzar un No Hitter, hubiera lanzado uno yo también”.
Los hermanos Dean le pusieron sabor a la Liga Nacional en la década del 30. Dizzy tuvo mejor desempeño, ganó 102 juegos en un lapso de 5 temporadas y en cada una de ellas ponchó a más de 190 bateadores. En 1953 fue seleccionado para el Salón de la Fama y su número (17) fue retirado de la camiseta de los St. Louis Cardinals en 1974. En 1999, “The Sporting News” lo ubicó en el puesto 85 de la lista de los 100 mejores jugadores de béisbol de la historia (100 Greatest Baseball Players) y fue nominado como finalista del Juego de la Centuria de las Grandes Ligas (Major League Baseball All-Century Team).
Los hermanos Dean, dos historias distintas, una misma pasión: el béisbol. Leyendas