KOBE BRYANT: CUATRO AÑOS SIN EL MAMBA POWER

0
20

Por Pucho Oroza

Varadero.- El 26 de enero de 2020 el mundo del básquet, y del deporte en general, se paralizó. Un fatídico accidente cobraba la vida de uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia. El mítico Kobe Bryant.

A lo largo de 20 temporadas, Kobe acumuló 33 mil 643 puntos, ubicándose cuarto anotador de todos los tiempos, además logró siete mil 47 rebotes y seis mil 306 asistencias. Sus dorsales con el número 8 y 24 ya son una leyenda dentro de la NBA.

Comenzó a usar el número 8 porque representaba la suma de los números en su camiseta en el campamento adidas ABCD para estrellas en ascenso (143). Con este número en su espalda anotó 16 mil 777 puntos, ganó tres campeonatos y un título de puntuación. Algunas de sus más grandes hazañas individuales vinieron con su camiseta original, incluyendo su partido de 81 puntos ante los Toronto Raptors en enero de 2006. Apareció en ocho juegos de Estrellas.

Con el número 24, encestó 16 mil 866 puntos, llevó a los Lakers de vuelta a tres finales consecutivas en la NBA, ganando par de campeonatos, un premio MVP y uno de líder en anotación. Además de 10 Juegos de Estrellas.

Kobe, quién fue el jugador más joven en jugar un partido de la NBA y el titular más joven de la NBA, promedió en su carrera 25.0 puntos, 5.2 rebotes y 4.7 asistencias en mil 346 juegos de temporada regular y jugó 18 “All-Stars.

Además fue cinco veces campeón de la NBA: 2000, 2001, 2002, 2009, 2010, Dos veces Campeón Olímpico con la selección de Estados Unidos: Beijing 2008, Londres 2012. 11 veces Primer equipo All-NBA. Cuatro veces MVP del All-Star Game. Naismith Prep Player of the Year Award (1996), 7x Campeón de Conferencia (2000, 2001, 2002, 2004, 2008, 2009, 2010), dos veces MVP de las finales de la NBA (2009, 2010). Líder anotador de todos los tiempos de Los Angeles Lakers, elegido Basketball Hall of Fame (2020) y seleccionado en el Equipo del 75 aniversario de la NBA (2021).

Kobe nos legó su ambición por el triunfo, su deseo de superación, su pasión por el deporte, sus jugadas de ensueño, su magia, calidad, profesionalismo, carisma.

Cuatro años ya sin Kobe, el mundo te recuerda y llora aún. Prohibido olvidar, Mamba Forever.