MÁS DE UN MILLÓN DE PERSONAS SIN HOGAR EN GAZA POR BOMBARDEOS ISRAELÍES

0
12

Redacción Internacional

Tel Aviv.- Casi la mitad de la población de la Franja de Gaza quedó sin hogares desde el inicio de la operación israelí, el pasado 7 de octubre, según un estadio realizado por el Banco Mundial para saber la situación de los inmuebles en la zona.

Según la investigación, un 45 por ciento de los edificios residenciales fueron destruidos por las armas de Israel desde el inicio de la guerra, lo cual ha dejado sin viviendas a un millón 76 mil 619 habitantes de Gaza, de una población total de 2.2 millones de personas.

El estudio del Banco Mundial, basado en imágenes de satélite y relatos de los medios, reveló que más del 60 por ciento de los edificios residenciales de la Franja de Gaza, unas  132 mil 590 estructuras, han resultado dañadas en medio del conflicto bélico en curso, en el que Israel está bombardeando el enclave desde tierra, aire y mar durante más de tres meses en una campaña para destruir al grupo terrorista Hamás y liberar a los rehenes secuestrados de sus comunidades por los islamistas el 7 de octubre.

La cifra incluye 99 mil 601 estructuras que, según se informó, fueron destruidas y quedaron inhabitables, de un total de 218 mil 656 edificios residenciales proyectados en la franja antes de la guerra, según estimaciones del Banco Mundial.
Las cifras fueron distribuidas a los diplomáticos en un informe provisional quincenal publicado por el diario Zman Yisrael.

El pasado 7 de octubre, el movimiento islamista palestino Hamás atacó Israel desde la Franja de Gaza, causando unos mil 200 muertos y cerca de cinco mil 500 heridos y capturando a más de 250 rehenes.

En represalia, Israel declaró la guerra a Hamás e inició ataques masivos contra Gaza, al tiempo que imponía un bloqueo total al enclave palestino, cortando el suministro de agua, alimentos, medicinas, electricidad y combustible. El 27 de octubre, Israel lanzó una incursión terrestre a gran escala en la Franja de Gaza.

Del 24 de noviembre al 1 de diciembre, durante una tregua humanitaria pactada con la mediación conjunta de Catar, Egipto y Estados Unidos, se canjearon 80 rehenes israelíes de Hamás, en su mayoría mujeres y niños, por 240 presos palestinos sin delitos de sangre. Además, las milicias palestinas liberaron a casi 30 cautivos más, en su mayoría tailandeses residentes en Israel. Unos 136 rehenes todavía permanecen cautivos en Gaza.

Al expirar la tregua, las operaciones bélicas se reanudaron y el flujo de ayuda humanitaria que llega al sur del enclave palestino desde Egipto se redujo nuevamente a una quinta parte de lo que Gaza recibía antes de esa guerra, según la ONU.

Rusia y otros países instan a Israel y Hamás a pactar un alto el fuego y abogan por una solución de dos Estados, aprobada por la ONU en 1947, como la única vía posible para lograr una paz duradera en la región. (Sputnik)