EL ÚNICO DESIERTO DE EUROPA ESTÁ EN ESPAÑA

0
18

Tomado de MUY Interesante

Hay desiertos en todos los continentes del mundo y estos representan casi un tercio de la superficie total de la Tierra.

Madrid.- En el planeta hay cerca de 164 desiertos, según Naciones Unidas. Pero, ¿sabías que puedes ir al desierto sin salir de Europa? Situado al suroeste de la península ibérica, el único desierto como tal que hay en Europa es el desierto de Tabernas, localizado en la provincia de Almería. Es, oficialmente, el único desierto de este continente y una maravilla geológica única.

El único desierto de toda Europa está en España

El único desierto de toda Europa está en EspañaMidjourney/Sarah Romero

Desierto de Tabernas, un paisaje sin igual

El paisaje de este desierto andaluz se caracteriza por sus cauces secos, conocidos como ‘ramblas’, páramos escarpados y peculiares formaciones rocosas que se elevan como rascacielos naturales contra el cielo azul claro. Con menos de 250 milímetros de lluvia al año y temperaturas de verano que a menudo superan los 40 grados Celsius, las condiciones con las que nos topamos en este desierto imitan las de desiertos mucho más grandes que podemos encontrar en todo el mundo, como el de Kalahari o el Gobi.

Sin embargo, el desierto de Tabernas es relativamente pequeño en comparación con sus primos arenosos y cubre un área de apenas unos 280 kilómetros cuadrados (como ejemplo, el desierto del Sáhara cubre una superficie de 9 millones de kilómetros cuadrados y desierto de Gobi la nada despreciable cantidad de 1,3 millones de kilómetros cuadrados).

Es un desierto semiárido, testimonio del poder de los microclimas. Protegido por las cadenas montañosas circundantes de la Sierra de los Filabres al norte y la Sierra de Alhamilla al sureste, que bloquean el paso del aire húmedo, Tabernas es, ciertamente, una anomalía en un continente conocido por sus ambientes generalmente templados.

Se siente como el Lejano Oeste

Se siente como el Lejano OesteiStock

Orígenes del desierto

Los orígenes del desierto de Tabernas se remontan a hace muchos millones de años, en una época en la que el mar Mediterráneo se extendía hacia el interior de la Península Ibérica. A medida que el mar retrocedió, dejó capas de sedimentos que fueron levantados lentamente, sin prisa pero sin pausa, y luego fueron esculpidos por la erosión del agua y el viento a lo largo de mucho más tiempo. Todos estos fascinantes procesos geológicos dieron lugar a las características únicas que posee este desierto almeriense, incluidos sus cañones y barrancos que recuerdan al suroeste de Estados Unidos.

El cambio climático que se produjo durante la época del Pleistoceno contribuyó aún más a la formación del desierto. La región se volvió cada vez más árida y acabó convirtiéndose en un clima desértico con muy pocas precipitaciones y temperaturas bastante extremas donde los veranos son calurosos y secos y las temperaturas pueden superar los 40 ºC.

Lagarto ocelado

Lagarto oceladoiStock

Flora y fauna

A pesar del entorno inhóspito, tanto la flora como la fauna del desierto han desarrollado estrategias de supervivencia para adaptarse a las duras condiciones del desierto. La vegetación es escasa, pero una de las plantas más emblemáticas de esta región es el esparto (Stipa tenacissima), una especie resistente con raíces profundas que le permiten acceder al agua que se encuentra muy por debajo de la superficie. Otras plantas como la retama blanca (Retama raetam) y distintas especies de tomillo y lavanda consiguen perfumar el aire árido, atrayendo polinizadores y contribuyendo al ecosistema del desierto.

Respecto a la fauna, entre las más especies emblemáticas se encuentra el lagarto ocelado (Timon lepidus), una de las especies de lagartos más grandes de Europa, que toma el sol para regular su temperatura corporal, aparte de aves rapaces, tejones, zorros y conejos.

Desierto de Tabernas

Desierto de TabernasiStock

Hollywood

Es imposible no hablar de la historia del desierto de Tabernas sin hablar de cine. Durante las décadas de 1960 y 1970, el desierto sirvió como sustituto del Salvaje Oeste americano en numerosos Spaghetti Westerns. Su terreno agreste y accidentado pero a la vez accesible, lo convirtieron en un lugar de rodaje ideal para los directores. Sin ir más lejos, el icónico Sergio Leone filmó aquí partes de su famosa «Trilogía del Dólar», incluidos clásicos como «Por un puñado de dólares» de 1964 (aunque ésta se rodó casi íntegramente en Hoyo de Manzanares), «La muerte tenía un precio» (1965) y «El bueno, el feo y el malo» (1966) donde pudimos ver al entonces actor en ciernes, Clint Eastwood, recorriendo estos paisajes y dando vida a los enigmáticos personajes que ayudarían a definir el género occidental.

Aunque los westerns hicieron famoso este desierto, el legado de Tabernas como centro cinematográfico no se limitó a este género. El desierto ha aparecido en una amplia gama de películas, desde «Lawrence de Arabia» hasta «Indiana Jones y la última cruzada» y, a día de hoy, los turistas pueden explorar los mismos lugares donde se hizo historia del cine. De hecho, varios parques temáticos de estilo occidental, como MiniHollywood Oasys, Fort Bravo y Western Leone, ofrecen una combinación de entretenimiento e historia, con simulación de tiroteos y muchas aventuras que rinden homenaje al legado cinematográfico del desierto.

Western