CUANDO LAS PALABRAS NO COINCIDEN CON LOS HECHOS

0
20

Por Jorge Menéndez
Cabrils.- La dirigencia cubana en pleno sigue sus recorridos por toda la geografía de la isla para «explicar» algo al pueblo, porque lo de ellos es «conversar» con la gente sobre las medidas de su segundo paquetazo. La realidad, sin embargo, es que han palpado la posibilidad real de un estallido social que los saque del poder.
Palabras como transformar, revertir, aspirar, apelar, incrementar, son términos que denotan desesperación e incompetencia, pues con nada de eso se llenan barrigas ni se sale de la miseria en que han postrado al país.
Como diría un gran amigo mio: la solución no puede ser el problema, y ellos lo son.
Nos dibujan un mañana de ensueños y nos argumentan sus pasos equivocados, sin tener en cuenta realidades que hoy mismo afectan al cubano, como el poder adquisitivo, salarios e inflación. Nada de eso se tuvo en cuenta para este último paquetazo.
También inventan ferias de empleo, cuando prácticamente en Cuba ya no te vale la pena trabajar.
Puede ser una imagen de texto que dice "NUEVO PRODUCTO FINANCIERO Clásica transferencias internacionale depositos de efectivo, Tarjeta Impersonal. EN CADECAS Clásica"

Ahora sacan una nueva tarjeta en divisas que, por supuesto, solo es válida dentro de Cuba. ¿Cuánta gente se puede beneficiar de esto? Todos no son. pero, por contra, todos los paquetazos del gobierno sí afectan a la casi totalidad.
Hoy en Cuba hay marcadas dos tendencias que muestran a las claras el hartazgo del pueblo cubano con el gobierno y que, sin dudas, afectará demográficamente a nuestro país, como su hubiéramos sufrido una tercera guerra mundial.
La realidad es que las remesas, aunque el gobierno cubano nos plantee un modelo de desarrollo de remesas, están disminuyendo, en momentos en que han subido en toda Latinoamérica. ¿Por qué sucede esto con Cuba?
La diáspora cubana va cambiando su pensamiento y ante la situación del país donde nacieron, han preferido destinar su dinero para sacar de Cuba a sus familias enteras, porque, visto lo visto, esto hoy sale mas barato. Ayer vi a una anciana cubana de 100 años llegar a Estados Unidos. Son cosas que parecen irreales, pero la miseria y las necesidades conllevan a situaciones así.
Partiendo de esta realidad, vamos a otra: ahora mismo, de Cuba emigran tres veces más personas que los niños que nacen. Esto es gravísimo, porque el futuro, como nación, quedará hipotecado cientos cientos de años. También significa la disgregación por el mundo de cubanos que muy probablemente nunca regresen.