EL ESPAÑOL QUE FUE CONDECORADO POR AMBOS BANDOS DURANTE LA II GUERRA MUNDIAL

0
16

Tomado de MUY Interesante

Juan Pujol García, nombre en clave Garbo, demostró grandes dotes como agente doble para engañar a los nazis al punto de recibir una medalla mientras trabajaba en realidad para los ingleses.

Madrid.- Cada día se puede leer una nueva publicación sobre la Segunda Guerra Mundial. El conflicto más violento y trascendental de la historia de la humanidad transcurrió de 1939 a 1945, los seis años de historia que generan una mayor producción editorial y en los medios de cuantos procesos forman nuestro pasado. Pues, sorprendentemente, todavía quedan muchas cosas por contar. Y no hacemos referencia solo a los archivos y demás fuentes que quedan por desclasificar para que puedan ser investigados por los historiadores, sino que una guerra global da para muchas historias y algunas han quedado en el olvido o han pasado más desapercibidas. Por ello, el historiador Juanjo Ortiz ha reunido más de 150 Episodios ocultos de la Segunda Guerra Mundial, un libro editado por Pinolia donde se cuentan “secretos, intrigas y misterios de la mayor contienda bélica de la historia”.

Tripulación de un tanque en el Día D

Tripulación de un tanque en el Día D. George Peters / iStock

La guerra menos conocida

Tal y como cuenta el autor, “la recopilación, revisión y desarrollo de estas historias es un trabajo en ocasiones complejo, pero tremendamente placentero. Es escarbar entre los recovecos y las muchas capas que tiene la Historia. Nunca un conflicto se había desarrollado dentro de tal enredo de acontecimientos dramáticos”. Enfocar la historia de la guerra a través de diversos episodios enriquece la información que percibimos gracias a los diferentes puntos de vista de las personas que la sufrieron, desde los políticos y generales que tenían una concepción global del conflicto, hasta los soldados en batalla y los civiles que luchaban por salir con vida junto a sus familiares.

Todo ello con el afán por descubrir capítulos desconocidos de la guerra a los lectores. ¿Sabías que hubo un piloto estadounidense expuesto en el zoológico de Tokio? ¿Y que intentaron acabar con Hitler haciendo vudú? ¿Alguna vez has leído la historia del complot contra Hitler que tuvo al Vaticano como protagonista? Te sorprenderá saber que los paracaidistas del Desembarco de Normandía utilizaron un juguete para comunicarse o el papel que tuvieron Beethoven y los dibujos animados de Disney en la Segunda Guerra Mundial. Aunque si se trata de hablar de un episodio llamativo, Juanjo Ortiz nos cuenta la historia del español que se convirtió en una de las pocas personas condecoradas por los dos bandos durante la Segunda Guerra Mundial.

Fotografía de Juan Pujol García

Fotografía de Juan Pujol García. Wikimedia

Agente doble a la española

Juan Pujol García sobrevivió a la guerra civil española en su Cataluña natal y en cuanto estalló la Segunda Guerra Mundial quiso intervenir. Tal fue su empeño que acabó trabajando para los alemanes y para los británicos. Se podría decir que fue un agente doble, pero a la española. Su historia no está exenta de ciertas chapuzas y, aun así, su operación se saldó con un rotundo éxito.

En un primer momento fue rechazado por los ingleses después de que ofreciera sus servicios a la causa en la embajada británica en Madrid. Tampoco es que fuera el perfil más deseado por los alemanes, pero la insistencia de Pujol acabó cosechando sus frutos. Viajó a Lisboa para obtener un visado con el que hacer creer a los alemanes que podía viajar a Gran Bretaña para ejercer funciones de espía. Fue reclutado como oficial de la Abwehr alemana bajo el nombre en clave de Alaric Arabel y empezó a realizar trabajos menores, todo un engaño, pues Pujol ni siquiera viajó a Gran Bretaña, sino que permaneció en Lisboa y se limitó a pasar información falsa a los nazis.

Esta situación llegó a oídos británicos y entonces comprendieron el potencial que tenía el español, al que reclutaron con el nombre en clave de Garbo por su maestría para el engaño, como si se tratara del “mejor actor del mundo”, al nivel de Greta Garbo. Pujol pasó a formar parte de la Operación Fortitude (Operación Fortaleza), con la que británicos y estadounidenses lograron convencer a los nazis de que la invasión de Francia se llevaría a cabo por el puerto de Calais y que Normandía se utilizaría para despistar, aunque era el lugar previsto para el auténtico desembarco. Pujol se inventó que tenía a todo un equipo de agentes e informadores, a través de los cuales envió más de quinientos mensajes a los alemanes que apoyaban los datos que se difundieron con la operación para engañarles.

Pasaporte de Pujol en Venezuela

Pasaporte de Pujol en Venezuela. Wikimedia

“Pujol no sabía prácticamente nada de inglés y casi no conocía Gran Bretaña. Tanto es así que en muchas de las informaciones que enviaba se notaba que no tenía esos conocimientos […] Utilizó, entre otras cosas, una guía turística, un mapa y horarios de trenes que estaban obsoletos”.

Los alemanes nunca llegaron a sospechar del agente Alaric, tanto es así que sus informes y esfuerzos fueron recompensados con la Cruz de Hierro de segunda clase, una condecoración concedida por Hitler por “los servicios de la más alta importancia prestados los dos últimos años como jefe de la red de Inglaterra, constantemente en peligro de su vida”. La maestría de Juan Pujol fue reconocida y, por sus auténticos méritos, el gobierno británico le concedió la medalla de Miembro del Imperio Británico, un acto que se hizo en secreto para seguir manteniendo su condición de agente doble.

‘Episodios ocultos de la Segunda Guerra Mundial’, por Juanjo Ortiz

Garbo es solo uno de los muchos personajes que aparecen en la obra de Juanjo Ortiz, un libro que opta por un enfoque propio de la microhistoria, en la que el estudio y desarrollo de episodios concretos sirven para completar un puzzle con el que obtener una visión global de todo el proceso bélico. Según el historiador, “es un reto poder contar cosas nuevas y originales, pero creo que siempre se pueden relatar historias que puedan sorprender tanto a los expertos como a los aficionados a este fascinante periodo histórico”.

Sobre el autor

Juanjo Ortiz es historiador y divulgador, su interés por la Segunda Guerra Mundial viene desde que era adolescente y esta pasión le llevó a crear el blog “El cajón de Grisom” en 2011, un referente en la divulgación de este periodo histórico. En 2020 se lanzó a la aventura del podcast con La trinchera. En 2016 fue redactor en la ya desaparecida revista especializada en la Segunda Guerra Mundial “WW2 Global Project Magazine”. En la actualidad colabora con la revista “Muy Historia” así como con el programa de radio de Onda Local de Andalucía “Istopia Historia”, diversos canales de Youtube de divulgación histórica y con otros blogueros. También es miembro de la asociación Divulgadores de la Historia.