DAÑO ANTROPOLÓGICO

0
35
Por Andrés Dovale Borjas ()
La Habana.- El peor daño causado por la Tiranía Totalitaria Estalinista (TTE) es el antropológico.
Todo lo que se ha enseñado a nuestro pueblo, desde el 1ro. de enero de 1959, basado en mentiras, desde los Círculos Infantiles hasta las Universidades y centros de investigación, por la prensa, la radio, la televisión, el cine, el teatro, la música, la literatura, la pintura, la escultura, la historia, la supresión de los hábitos, las costumbres y tradiciones de nuestro pueblo, las leyes, todas ellas orientadas al cambio de la mentalidad de las personas para construir al «hombre nuevo», es daño antropológico.
Sólo los que teníamos cierta conciencia y conocimientos de la realidad, porque ya estábamos en la enseñanza secundaria, preuniversitaria o superior, pudimos mantenernos inmunes a ese daño.
Los cubanos nacidos con la «revolución», en dependencia del medio familiar, urbano o rural, están afectados en grado variable. La mayoría de los descendientes de familias «integradas», de padres militantes del Partido, miembros de las FAR y del MININT y/o funcionarios del gobierno, son generalmente los más afectados.
El daño antropológico es el que diferencia a los cubanos en tres categorías fundamentales: la minoría que aún apoya TTE, los «apolíticos», los que no se atreven a realizar críticas, por miedo, aunque estén literalmente muriéndose de hambre y los que tenemos el valor de criticar y oponernos a todo lo malo que representa la TTE.