DENUNCIAN ANIMALES SUELTOS E IRREGULARIDADES EN ZOOLÓGICOS CUBANOS

0
55

Por Redacción Cuba

La Habana.- Las irregularidades campean por su respeto en los zoológicos de Cuba y ya no se trata solo de leones muriendo de hambre en algunos de estos lugares, sino de animales sueltos en otros, como sucede en Santa Clara.

En la llamada Ciudad de Marta, capital de la provincia de Villa Clara, un mono anda suelto, con el riesgo que esto puede implicar, según denuncia una mujer de aquel lugar al periodista Alberto Arego y que este hace público en su perfil de Facebook, y que considera «un gran peligro».

“Fui al zoológico con mi niña y su papá y cuando lo vimos, rápido informamos y nos dijeron, con la cara muy fresca, que ya lo sabían, que llevaba dos días suelto”, en una situación que los encargados de velar por los animales consideran lo más normal del mundo.

“Esto es un gran peligro tanto para el animal si sale a la calle, como para los niños que van ahí porque si el mono se siente acorralado o se asusta si algún niño intenta tocarlo no se sabe cómo reaccione”, recoge la publicación.

Hambrientos y encerrados, igual que los cubanos': así fueron captados los  leones del Zoológico de Cárdenas | DIARIO DE CUBATambién agrega que “me han dicho varias personas que son dos monos y que llevan meses sueltos. Eso es un lugar mayormente de niños, por eso me preocupa que sea tan poco seguro. No sólo por los monos sueltos, las hienas también están en la jaula que era de los flamencos y los patos, unos animales grandes, y la jaula a muy poca altura», finaliza.

La vida en los zoológicos en Cuba es denigrante, sobre todo por la situación que atraviesan los animales, la mayoría de los cuales, los felinos sobre todo, pasan hambre.

El zoo de 26, en plena capital, está desconocido, con muy pocos animales y los que aún quedan viven pésimas condiciones. Y en el Nacional, ubicado en las afueras de la capital, la situación es parecida. Los felinos que viven allí, salvo los leones, que disfrutan de más espacio, sobreviven en una situación tremendamente abusiva.

En provincias la situación es peor y en muchas ocasiones visitantes de los zoológicos se han quejado de que los felinos solo comen plátanos, por ejemplo.

Cuba debería regalar todos esos animales a otros países, si es que alguno quiere hacerse cargos de ellos, pero antes debe resolver todos los problemas de seguridad, por el bien de las personas y también de los animales.