ASPIRACIONES CÍVICAS DE AÑO NUEVO

0
26

Tomado de CubaXCuba

La Habana.- El último día del pasado año, el equipo de CubaXCuba invitó a nuestros lectores a realizar un ejercicio de reflexión cívica focalizado en tres preguntas. Recibimos alrededor de un centenar de respuestas, que hemos organizado por orden de repetición. Consideramos que pese a ser una muestra ínfima en comparación con la población cubana, en ellas están contenidos algunos de los deseos y propuestas más importantes de la ciudadanía expresados en redes sociales.

Sin más dilación, he aquí los resultados.

1. ¿Qué quisieras que cambiara en nuestro país este 2024?

En las respuestas a esta primera pregunta se han mezclado un conjunto de propuestas materiales y de deseos abstractos, ambos grupos son igual de valiosos, por lo que intentamos hacer una selección lo más representativa posible.

Propuestas:

Reforma total de la Constitución y del sistema político y económico, a partir del llamado a una Asamblea Constituyente inclusiva y democrática que redacte una Carta Magna basada en la libre participación ciudadana, el pluripartidismo, la elección directa de los principales cargos de la República, la tripartición efectiva y estricta de los poderes del Estado, la prescripción de toda forma de discriminación por motivos políticos o de cualquier otro tipo, y que, en esencia, cree un verdadero Estado de Derecho.

Liberación inmediata de todos los prisioneros políticos.

Comparecencia ante las instituciones de Justicia, independientes y adecuadamente establecidas por la ley, de los culpables de los malos manejos de los recursos nacionales y de las violaciones de los derechos humanos.

Posibilidad de inscripción de nuevos partidos políticos.

Reconocimiento a los cubanos residentes en el exterior de sus derechos, a fin de que puedan votar en las elecciones cubanas e invertir en la economía de la Isla con garantías legales.

Cese de la polarización extrema e irrespetuosa en ambas orillas del estrecho de La Florida.

Deseos:

La Libertad de Cuba.

La reunificación espiritual y material de la familia cubana.

Un país «con todos y para el bien de todos» y eso significa el fin de las políticas de exclusión basadas en las diferencias de pensamiento

Que nuestros hijos no deban marcharse para tener un futuro, nuestros ancianos no tengan que morir sin esperanzas y cesen la exclusión política y social, por un país con derechos para todos y sin represión ni presos políticos.

Quisiera que quienes se han ido pudieran regresar a emprender en Cuba sus proyectos de vida y que eso implique tanto para la gente como para el país el crecimiento material y espiritual que se requiere.

2. ¿Cómo podrías contribuir a materializar ese cambio?

Contribuir como intelectual y como ciudadana, sin miedo y con honestidad por vía pacífica y usando la desobediencia civil ante cada arbitariedad.

Con civismo, honestidad y valentía pacífica y consecuente con los derechos de todo ser humano.

Perdiendo el miedo.

Mi contribución principal podría ser seguir haciendo pedagogía y contribuir con las ideas que aporto, no para que el gobierno las adopte, porque está clarísimo que no es lo que quieren hacer, sino para que el pueblo sepa que otras opciones son posibles

Tenemos que unirnos con inteligencia para hacer valer nuestra verdad, que está deseosa de salir a la luz.

Siendo coherente, expresando libremente lo que pienso, actuando en consecuencia con ello. No creo que alcance para los cambios que se necesitan, pero si cada quien hace su parte en algún momento se logrará.

Voy a contribuir no participando de su convite, de sus marchas, en sus votaciones, no dejándolos que manipulen mis pensamientos y acciones.

No pertenecer a ninguna organización, política, No participar en votaciones convocadas por el Régimen Dictatorial y totalitario existente en Cuba

Negándome a apoyar los mandatos y condenando lo mal hecho

Hablando, explicando, persuadiendo y apartándome de la ultra derecha reaccionaria (pírrica minoría) que sirve en bandeja de oro el show y los pretextos para que los extremistas de izquierda (también en minoría) encuentren el combustible necesario para mantener sus «argumentos defensivos». Utilizaría métodos pacíficos, aunque todo parece indicar que con este fenómeno hay que pelear, y pelear duro.

3. ¿De qué forma nombrarías el año 2024?

Año del Cambio.

Año de la Libertad.

Año de la Esperanza.

Año de la Renovación

Año de la transición a un sistema democrático.

Año de la amnistía.

El Año del Renacimiento.

Año del retorno.

Año de la Libertad, la Democracia y el fin de la Tiranía.

Año de la reunificación de los cubanos en Cuba Libre.

Pese a que en los discursos por el nuevo aniversario del triunfo de la Revolución, la dirigencia política ha asegurado que su gestión ha sido positiva y que el Partido Comunista cuenta con el apoyo mayoritario de los cubanos, tanto la terrible crisis migratoria como la realidad constatada en las calles del país muestran cuán profunda es la brecha entre sus afirmaciones y la verdad.

Algunas de las palabras que más se repitieron en este ejercicio cuyos resultados compartimos, fueron honestidad, civismo, coherencia, y valentía. Las reformas que se han pedido y que no asombran pues constituyen reclamos largamente sostenidos por sectores de la ciudadanía, han sido desoídas y postergadas sistemáticamente por el poder.

Un abismo que solo tiende a acentuarse entre gobernantes y gobernados se resuelve llevando a su concreción la más reiterada de las propuestas, esa que pide que sea este el Año del Cambio.