NO SOMOS SÚBDITOS Y QUEREMOS SER LIBRES

0
61

Mauricio de Miranda Parrondo ()

La Habana.- Uno mi voz a la Declaración de condena al juicio político al que se someterá a la Dra. Alina Bárbara López Hernández, publicada por la Junta Directiva de «Cuba Próxima».

Este juicio -como otros- es una vergüenza para el sistema judicial cubano, que ha sido puesto al servicio de los intereses del grupo que detenta el poder en Cuba.

En el «Auto de Apertura a Juicio», emitido por el Tribunal Municipal de Matanzas, se menciona entre la «Valoración de los asuntos a resolver» que «resulta prudente ratificar la medida cautelar de prisión domiciliaria, en aras de garantizar la presencia de la encartada al acto de justicia y teniendo en cuenta además la gravedad de los hechos que se le imputan». Y acto seguido ratifican «la medida cautelar de prohibición de salida del territorio nacional», la cual fue adoptada antes de esta imputación.

Ese “Auto”, que concluye diciendo que «no se remiten» piezas de convicción e instrumentos de delito es, como ya lo he dicho, vergonzoso.

Alina será juzgada por el «delito» de desobediencia. Y resulta que, de acuerdo al «Auto» antes mencionado, es de gravedad. Sería risible si no fuera porque está en juego la libertad de una persona que será juzgada sin garantías, porque es evidente que en nuestro país se carece de las garantías procesales mínimas y que el sistema judicial está al servicio no de la justicia, sino del poder.

Mi plena solidaridad con Alina y con cada uno de los cubanos que hoy se encuentran en cárceles por caminar con carteles y por ejercer su derecho a la protesta, que es un derecho humano que, además, está consagrado en la Constitución y que tanto los órganos represivos como los tribunales parecen decididos a desconocer.

Jamás podrá ser revolucionario un sistema que se niega a reconocer las libertades y que pretende callar las ideas mediante el miedo. ¿Somos conscientes de eso?

Hoy 10 de octubre, 155 años después del Grito de Yara, con el que un grupo de patriotas reclamó la libertad e independencia de Cuba, debemos tener muy claro que la verdadera soberanía y la verdadera libertad de un pueblo radica en la libertad y la soberanía de cada uno de sus ciudadanos.

No somos súbditos, somos ciudadanos, y debemos ser capaces de defender lo que ello significa.

Aquí la declaración de Cuba Próxima.

 

Condenamos el juicio político a la profesora Alina Bárbara López Hernández