LA SALUD EN CUBA, OTRA MENTIRA DE GRANMA

0
55

Por Jorge Sotero
La Habana.- No me gusta leer periódicos viejos. Incluso, algunos prefiero no leerlos, pero trabajo es trabajo y si la jefa te envía un mensaje con un llamado de atención sobre una nota de Granma de hace dos días, no tienes más remedio que asumir, y eso hago en esta ocasión sobre algo que publicó el sábado el libelo del Partido Comunista de Cuba.
Con el título «¿Cómo está la salud en Cuba?», el rotativo atiborra a los lectores de datos, que a muchos no les interesan, porque el cubano sabe que los hospitales se caen a pedazos, que no hay medicamentos ni insumos médicos, y que si quieres que un médico te atienda bien, debes ir con un regalo, que puede ser desde un paquete de café hasta un billete de 20 dólares.
Pero no voy a entrar en esos detalles de los «regalos» a los galenos, ni me voy a poner a diseccionar, uno por uno, todos esos datos que ofrece Granma, en una nota que, como todas las que huelen raros, no tienen firma, y solo dicen Redacción Nacional, como si todos los que laboran en el referido departamento hubieran puesto su granito de arena y para no omitir a ninguno, tampoco se señaló a nadie.
Desde que comienzas a leer, las mentiras te parten la cara, pero hay algunas mucho más exageradas, aunque Granma aclara que fueron tomadas del Anuario Estadístico de Salud 2022, y ofrece la posibilidad de descargarlos, sobre todo para los que, supuestamente, leen el periódico del exterior, porque no creo que en Cuba nadie vaya a tomarse el trabajo de hacerlo, por disímiles razones, entre ellas que gastaría megas y perdería mucho tiempo, por la velocidad del internet en la isla.
Granma, citando el Anuario, habla de demografía, defunciones, vacunación, cáncer, y deja para el final el apartado de trabajadores de la salud. Al cáncer dedica solo una líneas, y solo hace referencia a los tipos, sin advertir que no hay sueros en el país, que hay miles de personas esperando turno para ponérselos y no aparecen.
Sin embargo, en la parte dedicada a los trabajadores de la salud, dice que Cuba cuenta con casi medio millón de ellos, algo así como el 6.5 por ciento de la población en edad laboral -siempre según Granma y que yo dudo- y que tiene 84.9 médicos por 10 mil habitantes, y 15.9 estomatólogos para la misma cantidad de personas.
Vaya, que esas cifras no se las cree nadie, porque Cuba no tiene un médico para 112 personas ni un estomatólogo para 628. O puede que sí, que los tenga, pero no prestan servicios en Cuba, porque forman parte de esas brigadas de galenos que trabajan en el exterior, y a las que el gobierno cubano explota, al pagarles el 20 por ciento, o menos, de lo que recibe por sus servicios.

En los cuerpos de guardia de hospitales y policlínicos, la mayoría de las veces, solo encuentras estudiantes de los últimos años de la carreras, un día sí y otro también.
Luego siguen con lo de las salas de terapia intensiva, las camas para ingresos, y entra en las intervenciones quirúrgicas, y dan la cifra de más de 707 mil, con un 40.8 por ciento de ellas ambulatorias, entre las que se incluyen sacarse una uña y extraerse un vello enconado.
Sin embargo, no dicen que los cirujanos les exigen a los pacientes, para cualquier tipo de cirugía, que presente un kit completo, que debe incluir bisturí, agujas e hilo de sutura, la anestesia y algún anticoagulante. Incluso, en operaciones abdominales, de las que llevan malla protectora, tienen que llevar hasta esas.
Yo no voy a adentrarme más en las cifras del anuario que refleja Granma, y solo dejaré un link por acá para que cada cual satisfaga su curiosidad. Eso sí, a pesar de que es un encargo de la jefa, pienso que pudo evitarme tener que escribir sobre algo sobre lo cual el gobierno cubano -y sus medios- siempre miente.