LLUEVE, ESCAMPA Y LA HABANA SE DERRUMBA

0
77

Por Javier Bobadilla ()

La Habana.- Llueve, escampa. Llueve, escampa. La Habana se derrumba, llueve, escampa. Lleva un mes lloviendo, y lleva medio siglo La Habana derrumbándose. Yo nací en Vapor #157, edificio emblemático del Cayo, que se está cayendo desde antes de yo nacer.
Un socio me manda una foto del derrumbe en La Habama Vieja. «Mira esto asere, qué clase de derrumbe». Veo la foto en WhatsApp, es una toma desde un edificio más alto, pero no veo el derrumbe. No entiendo el derrumbe. Cualquier cosa en la imagen pudiera ser el derrumbe. La bomba sísmica no pudiera haberle hecho más daño a La Habana que 60 años de bombardeo revolucionario.
A Vapor #157 le hicieron una reparación capital siendo yo niño, con cemento socialista y con andamios, y resistió hasta los 2000s. Ahí le pasaron la mano y lo remendaron como pudieron. En los 2010s, la reparación la hice yo, de mi bolsillo. Traté de convencer a los vecinos de que me siguieran. Si no arreglamos todos -les dije-, esto es por gusto. Pero nadie quiso. Querían que lo arreglara el Estado, el Dios del Socialismo. Yo, arreglé mi parte, que desde el 2020 es otra vez un derrumbe.
Y el Estado nunca arregló ni pinga. Dios está muerto.
La bomba sísmica, por cierto, no explota cuando impacta. Es de acero al cromo-molibdeno, duro y pesado, que cuando cae, sigue de largo sin parar en la superficie, y ahí, en lo profundo de la tierra, explota. Destruye los cimientos y cavita la tierra. Afuera no se siente nada, hasta que un cráter se abre bajo los pies, y todo se hunde por su propio peso. Destruye desde la base misma, sin posibilidad de reparación.
¿He estado haciendo metáforas hasta aquí?

Alejandro Gil habla distinto esta vez. ¿Lo notaron? No ladra. No hace el gesto de la nariz. No se burla. La orden es evitar la confrontación. La cosa viene fea, muy fea. Hace énfasis en que vamos a salir de esta, y al final nos recuerda que no hay soluciones fuera del Socialismo y la Revolución.
Claro que no, Gil. Claro que no las hay.
Revolución es que tú estés del lado de allá del televisor, y yo del lado de acá, por los siglos de los siglos. Que tú hables y yo escuche. Revolución es comer arroz blanco, para llenarse sin alimentarse, y enseñarle a los niños que los niños del mundo no tienen ni eso. Revolución es enseñarle a los niños que cada vez van a tener menos.
Y Socialismo es, claramente, que GAESA se siga quedando con los dólares y a mí me den el peso cubano bancarizado.
Yo lo entiendo. Alejandro Gil sigue siendo el que alimenta los perros, y ha ganado experiencia. Un día cualquiera puede encontrarse La Cosa en la jaula de los perros, cosa que no le agrada.
Un poco después DC, desaprovechando una fantástica oportunidad de quedarse creativo, decidido, optimista y callado, dice que no estamos en cero, y que esto se resuelve con Guapería Revolucionaria.

Me voy a saltar la imbecilidad del «Siembra tu pedacito», ya que de eso no hay nada que discutir, porque la agricultura se hace en el campo, por gente especializada, no en el medio de una ciudad que se está cayendo a pedazos por las decisiones irracionales de una banda de inútiles que han logrado que una bolsa de cemento valga más que el salario mensual promedio; y voy directo al «¿De qué guapería me va a hablar un tipo que temblaba como una hoja y sudaba como un puerco al dar la orden de comenzar una guerra civil?».
¿Las conclusiones de la Mesa Redonda?
Ustedes no se acaban de creer que la cosa todavía puede empeorar, la gente de las MiPYMEs sabe que va a empeorar, y Gil te tiene que decir que va a empeorar pero sin decir cuánto va a empeorar, ni qué medidas se van a tomar, porque esa culpa, en esta vuelta, tiene que caerle a los de la provincia. Las MiPYMEs son las que van a traer el pollo hasta que alguien regale dinero o comida, los precios de todo van a subir MÁS, el dólar se va a poner a 400 o 500, cuando el gobierno vea a las MiPYMEs trayendo el pollo se va a meter por pura psicosis controladora, las va a sofocar, las MiPYMEs se van a tener que retirar -como ya están haciendo-, y ahí es cuando ustedes van a saber donde Pupy va a tocar.
Y esos huevos que están a $3000, no son sustraidos al Estado. Son importados por MiPYMEs. Yo sé que ustedes no tienen huevos, y todavía esperan que el Estado -el Dios del Socialismo-, les dé algo.
Dios está muerto. Buena suerte con eso, y que Dios los bendiga.