PITO ABREU DA JONRÓN Y ASTROS GANAN EL OESTE DE LA AMERICANA

0
72

Por Robert Pratt

Miami.- Los Astros de Houston no solo entraron en la postemporada de las Grandes Ligas, sino que lo hicieron como campeones de la División del Oeste de la Liga Americana, con 90 victorias, lo cual los coloca como el segundo sembrado del joven circuito y los exime de la ronda de comodines.

Todo esto se lo pueden agradecer a un hombre, el cubano José Abreu, que hasta julio parecía la peor adquisición en la historia del club en muchos años, pero que, desde entonces, se fue ajustando al bate poco a poco, y terminó a todo tren, con actuaciones decisivas en los últimos tres partidos.

En la noche del viernes, el cienfueguero bateó un doble y remolcó las únicas dos carreras de su equipo en la victoria por 2-1 ante los Diamondbacks. El sábado mandó una pelota contra el borde la cerca por el jardín central para remolcar a Kyle Tucker y asegurar la clasificación a postemporada, en un partido que terminó por 1-0.

Y este domingo, el cubano bateó hit y jonrón en cuatro veces, con dos anotadas, dos impulsadas, y un ponche, para terminar a todo tren la campaña regular y darle la razón a aquellos que confiaron en él, a pesar de que tuvo una primera mitad desastrosa.

Ahora los Astros se tomarán unos días de descanso para volver a la acción, con la intención de defender su condición de campeones de la Serie Mundial. Y para esa empresa, necesitarán del aporte del cubano, por mucho el hombre más oportuno del equipo en el cierre de temporada.

https://www.mlb.com/video/jose-abreu-homers-18-on-a-fly-ball-to-left-center-field-kyle-tucker-score

Al final, a pesar de su enorme letargo ofensivo inicial, Abreu terminó con 18 cuadrangulares y 90 carreras impulsadas, cifras nada malas para alguien a quien algunos querían jubilar antes de tiempo.

En el último partido, el tunero Yordan Álvarez bateó un hit en tres turnos, anotó una carrera y recibió una base por bolas. Mientras por Arizona, Lourdes Gurriel Junior bateó doble y hit y remolcó una carrera.

Los Astros y los Rangers de Texas quedaron igualados en victorias y derrotas por la División del oeste, pero los de Houston ganaron la serie particular y quedaron como sembrados. Los Rangers se las verán con los Rays de Tampa Bay en una de las series de comodines.