MIGRANTES CUBANOS VARADOS EN MÉXICO PRESAS DEL NARCOTRÁFICO Y JUGARRETAS POLÍTICAS

0
278

Por El Vigía de Cuba

La Habana.- Los  cárteles de la droga de México se han dado cuenta de que al tránsito de los migrantes cubanos por su país se le puede sacar dinero y anunciaron que se pondrán manos a la obra, lo cual quiere decir que el isleño que intente ir de sur a norte del país de los aztecas, deberá pagar por hacerlo.

Las mafias del narcotráfico saben que no es un negocio menor, porque no se trata de cientos de personas, sino de miles las que llegan al país cada día, la mayoría de las veces con dinero en efectivo encima, y en otras con fondos de familiares desde Estados Unidos para respaldar la travesía mexicana, que cada vez se torna más complicada, ante la negativa de las autoridades del país de otorgar los salvoconductos para alcanzar la frontera de Estados Unidos.

 

Aunque el anuncio lo hizo un vocero anónimo, por supuesto, del cartel de Oaxaca en Tik Tok, muchas personas comenzaron a caer en la  cuenta de que las autoridades mexicanas dejan a las caravanas de migrantes en las manos de los carteles, desde el momento mismo en que descienden en la localidad de Ixtepec, del tren que los trae desde Centroamérica.

 

En ese sitio, en lugar de montarlos en ómnibus y llevarlos a los lugares donde deben iniciar los trámites para permanecer en el país o la deportación, los dejan actuar por sus medios con la intención manifiesta de que caigan en las manos de los referidos cárteles, los cuales ya piden rescates por ellos. Y estas bandas armadas no son policías que se dejan sobornar, sino individuos sin escrúpulos, a los cuales, si no les pagas, no les cuesta nada secuestrarte, y luego matarte para vender tus órganos al mejor postor, por solo citar una posibilidad.

Esa nueva posición de los carteles de la droga complica aún más la situación de los cubanos que están varados en el sur de México, de los que van en travesía clandestina al norte, incluso hasta la de aquellos que apenas acaban de arribar a Nicaragua o que ya tienen boletos para salir de Cuba en las próximas horas y días, porque el éxodo continúa sin que nadie haga nada para detenerlo.

De igual manera los migrantes atrapados en Tapachula por la negativa del Instituto de Migración de otorgarles permisos de vuelo a la frontera y que han sido beneficiados con el Parole Humanitario o la llamada CBP1 se ven obligados a continuar viaje por ómnibus a través del estado de Oaxaca donde supuestamente el cártel de la zona comenzará a exigir pagos de tránsito, una  puerta abierta al secuestro y solicitud de rescate a familiares de migrantes en Estados Unidos.

Y hablando de éxodo, quiero referirme a una publicación del medio independiente 14ymedio, fechada este 25 de septiembre, en la que dice que «México se reunirá con 10 cancilleres, entre ellos el de Cuba, para definir un plan migratorio».

El referido encuentro, previsto para dentro de dos semanas, aproximadamente, tiene el objetivo de «definir la propuesta regional que llevará en noviembre el presidente Andrés Manuel López Obrador a su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, ante la ola migratoria que vive la región».

El referido medio de prensa, crítico con el gobierno de la isla antaño y ya no tanto ( lo cual nos hace sospechar que esta fue una información por encargo) cita a una fuente del gobierno federal mexicano, quien «descartó la deportación de migrantes como parte de este plan que está trabajando la Cancillería de México. Lo anterior trasciende luego de que medios estadounidenses reportaran sobre una reunión el pasado viernes en Ciudad Juárez entre el Instituto Nacional de Migración (INM) y Estados Unidos, donde se habría determinado ‘deportar’ a migrantes que se encuentran en las ciudades que limitan con El Paso, San Diego y Eagle Pass».

De la reunión entre los cancilleres de esa decena de países y el gobierno mexicano saldrá una propuesta que López Obrador presentará a Biden, para que este de «apoyo para estos países de mayor flujo migratorio. ‘Estados Unidos tiene que destinar recursos para la atención a estos lugares donde tenemos más flujo de migrantes'», dijo la referida fuente a 14ymedio.

Cuba será la primera en esa reunión. Llevara su propuesta y casi seguro que le pedirá a AMLO que abogue porque la Administración Biden siga haciendo concesiones, aunque muy pocas de ellas redunden en beneficio del pueblo, y sí del gobierno que somete y explota a 10 millones de personas que viven al borde de la indigencia.

Leyendo entre líneas , una vez más el desgobierno cubano usa los éxodos masivos para lograr concesiones políticas, acuerdos bilaterales y suavización de sanciones económicas de Estados Unidos. Es la misma conducta ocurrida en Mariel, la crisis de balseros de Guantánamo, la ruta del Darién y ahora la de los Volcanes vía Nicaragua.

Cientos de cubanos están atrapados en este rejuego político desde que Managua decidió eliminar el visado cubano lo cual abrió una via de escape  hacia Estados Unidos pero que ahora han quedado varados en Tapachula luego que se anunciara el fin de los permisos de tránsito y el inicio de deportaciones masivas por el Gobierno de México.

Una especie de trueque político de países como Cuba, Nicaragua y Venezuela que utilizan a sus propios migrantes para conseguirlo sin importarles la vida y la seguridad de sus ciudadanos.