UN PAÍS SIN LUZ

0
92

Por Jorge Menéndez (Especial para El Vigía de Cuba)

Madrid.- Cuba es hoy un país oscuro, simplemente mirando desde un avión al atardecer ya se palpa su oscuridad. La oscuridad de un porvenir que nadie ve. La oscuridad de una prosperidad inexistente, más bien todo lo contrario. La oscuridad de un sistema educativo con una ingente falta de maestros y material escolar. La oscuridad de un sistema de salud que se cae a pedazos con toda su base material obsoleta y sin medicinas de ninguna clase.

Un sistema de transporte totalmente negro sin medios de ninguna clase. Todas las fábricas están paradas por falta de insumos o electricidad. La oscuridad de familias separadas e incluso enemistadas. En todo eso está cimentado el porvenir de nuestra sociedad que hoy vive en la pobreza absoluta.

Ni mirando al sol se atisba un rayo de esperanza y de luz. Mientras esto sucede el Sr. Canel va a la ONU a hablar de la unión de los países del Sur ( pobre del que se una a nosotros), a hablar de desarrollo sostenible, de cambio de matriz energética, cuando en Cuba cada día anuncian déficits de producción energética de más de 600 MW.

¿De qué desarrollo puedes hablar si no eres capaz de producir tu propia energía y tu industria está a oscuras? Hablar de energía sostenible cuando fueron ustedes mismos los que desaparecieron la industria más sostenible que había: la zafra azucarera, con producciones de alcohol y mieles, bagazo, energía gratis para los centrales en plena molienda; también capaces de inyectar energía al sistema electroenergético nacional.

Todo eso lo desapareció el gobierno de Canel. Sí, ese mismo que ha acabado con lo poco que quedaba en el país. Va a dar lecciones de desarrollo sostenible, va a hablar de unión entre los países del sur, cuando el ha dispersado a los cubanos por el mundo con un futuro negro.

Una inflación de tres dígitos sobrevuela nuestras cabezas cada día gracias a sus aportes económicos que pretenden hacer de Cuba un país próspero sin producir absolutamente nada. Nos promete mejorar los apagones diarios y cada vez el déficits de MW es mayor.

El pueblo cubano, gracias a su sistema de libreta normado, cada día recibe una mayor dosis de alimentos basado en tajadas de aire. El turismo se cae a pedazos por el mal servicio y la falta de cosas elementales. Embajadas advirtiendo a sus súbditos de los riesgos del turista en Cuba, compañías aéreas entregando permisos de vuelos para no aterrizar con aviones vacíos. Delincuencia creciendo como la levadura, asesinatos, feminicidios, robos de móviles, motos, coches.

Este es el cuadro de un presidente tan prometedor como mentiroso, que va dando clases al mundo de cómo hacer las cosas que él mismo no sabe cómo hacer.

Graduado de ingeniería eléctrica con un país a oscuras. ¡De risa! Cuba es hoy un barco a la deriva sin rumbo y con un capitán ingeniero- doctor que ni siquiera sabe de donde sopla el viento, sumido en la total ignorancia y oscuridad.

Veremos cuándo se enciende el primer bombillo que ilumine nuestro futuro, pero con esto, imposible. La oscuridad nos consume y cada vez se ve menos.