ELLOS DIRIGIERON EN SERIES DEL CARIBE Y EN GRANDES LIGAS

0
126

Por Nelson de la Rosa Rodríguez (Especial para El Vigía de Cuba)

Santo Domingo.- ¿Sabía usted que son varios los dirigentes que ganaron la Serie del Caribe y también mostraron sus capacidades en el Béisbol de Grandes Ligas?

Algunos de los casos más conocidos son los de los dominicanos Felipe Alou, Tony Peña y Manny Acta, así como los estadounidenses Buck Rodgers, René Lachemann, Del Grandall, Terry Collins, Tom LaSorda y Phil Reagan.

Felipe Alou resultó Campeón con Leones del Escogido en Miami 1990 y ya en 1992 era el timonel de los Expos de Montreal. Por su parte Tony Peña llevó a Águilas Cibaeñas a ser Campeón en Puerto La Cruz 1998 y cuatro años más tarde era el dirigente de Reales de Kansas City, en tanto Manny Acta luego de dirigir a los Campeones Tigres del Licey en Santo Domingo 2004, ascendió a manager de Nacionales de Washington en el 2006.

De otro lado encontramos a Tom LaSorda que llevó al Licey al título en Caracas 1973 y en 1976 ya debutaba como manager en la MLB con los Dodgers de los Ángeles.

También tenemos a Buck Rodgers que en Caracas 1977 salió Campeón con Tigres del Licey y ya en 1980 dirigía los destinos de Cerveceros de Milwaukee.

Otro protagonista es René Lachemann, que en Mazatlán 1978 alzó el trofeo con Indios de Mayagüez y luego hizo carrera en Grandes Ligas , incluyendo ser el primer manager de los entonces Marlins de la Florida en 1992.

De su lado Del Grandall fue el dirigente del equipo Tigres del Licey, Campeón en Santo Domingo 1980 y, aunque ya había pasado como dirigente en MLB, retornó en 1983 para dirigir a los Marineros de Seatle.

Otro conocido es Terry Collins, quien debutó como manager en Grandes Ligas con los Astros de Houston en 1994. Nueve años antes había dirigido a los Campeones Tigres del Licey en la Serie del Caribe Mazatlán 1995.

Imposible obviar al exlanzador Phil Reagan, dirigente Campeón con Leones del Escogido en Santo Domingo 1988 y unos años después fue nombrado dirigente de los Orioles de Baltimore en la temporada de 1995.

Como resumen podemos decir que son varios los dirigentes que luego de ganar la Serie del Caribe, encuentran el camino un poco más ancho, para llegar a ser entrenadores o dirigentes en el mejor Béisbol del mundo.