ORIENTACIONES METODOILÓGICAS

0
17
Por Jorge Fernández Era
La Habana.- Las presentes orientaciones, redactadas a partir del reflejo en nuestra prensa del inicio del actual curso, están dirigidas a maestros y directivos. Ha de quedarles claro que reeditar «otro amanecer de iniciación y continuidades, de pañoletas, uniformes y alborozo escolar» en cualesquiera condiciones es la principal victoria de un sistema educativo que exhibe entre sus logros la Campaña de Alfabetización y la tesis doctoral de Esteban Lazo.
«Hasta las perseidas han de sentir envidia, pues su brillo distante y fugaz solo puede verse cuando no existen nublados. En cambio, las de este archipiélago refulgen a pesar de tormentas, nubes y obstáculos. Aquellas son polvo, gases, fragmentos calcinados de cometas errantes, no tienen rumbo. Las de aquí son retoños, nacen y crecen a diario. Aquellas, descubrimientos; estas, descubridoras, humanistas, seres que sienten, ciudadanos que piensan, gente que crece; son la esencia, el porvenir, el brillo de un archipiélago con altura de astro, sin que haya fuerza capaz de desviarlo en su trayectoria».
Por si los chamas preguntan qué quiso decir el Granma: las perseidas son una lluvia de meteoros de fácil observación en el mes de agosto, sobre todo en medio de los apagones, cuando solemos subir a la azotea. Que el periodista asocie a los discípulos con los sesenta kilómetros por segundo que alcanzan dichas estrellas debe estar dado por la velocidad con que los niños crecen, pasan de grado y de enseñanza, llegan a la universidad, se gradúan y emigran, porque hay fuerzas, sí, capaces de desviarlos de su trayectoria y hacer de ellos «ciudadanos que piensan», «niños, adolescentes y jóvenes con similares sueños y aspiraciones».
Si «Las exigencias formativas, en este momento, son superiores», como afirma el presidente, y estamos en un proceso «de formación, de crear una cultura general e integral que pasa por la cultura patriótica, política, ciudadana, cívica»: ¿cómo se come que estemos enrolados en un «tercer perfeccionamiento» del sistema educativo?, ¿qué pasó con los dos primeros?
Suele emplearse la palabra «perfeccionamiento» cuando algo está mal, necesita ser cambiado, pero no sabemos cómo. Urge crear la expectativa de que ahora sí, usted verá qué bueno va a ponerse. ¿Cuántas empresas teníamos hace solo diez años en «perfeccionamiento empresarial», luego se «desperfeccionaron» y ya no se sabe si volverán a «perfeccionarse», ni siquiera si siguen considerándose «empresas», como aquellas del polo científico que producirían por montones medicinas que no tenemos?
A los que se han preocupado por su estado de salud, les informamos que la pionera de segundo grado Chalia Tabares está en observación por un equipo de doctores que la evalúan tras ser cargada en brazos por Miguel Díaz-Canel, días después de que este saliera de un estado viral que le impidió viajar a Pinar del Río y cargar a otros muchachos. Que una niña de siete años a la que solo se le ha entregado una «norma ajustada de libretas» sienta «admiración por el primer secretario del Partido» dice mucho de un año lectivo que «convertirá a la escuela en un espacio de alegría, donde se harán realidad sus aspiraciones para servir a la Patria y a la Revolución».
«Tenemos algunas dificultades en recursos», «una economía que infructuosamente pugna por disminuir la calidad de una educación catalogada como relevante a nivel internacional». La frase del presidente «Hay que dignificar al maestro ante los ojos de la sociedad» no significa necesariamente que vayan a aumentarle el salario (al educador; el del presidente es lo suficientemente alto como para llevarse en sus recorridos a la primera dama). «Innovar desde los claustros» es un llamado de Canel a inventar la manera de que dos niños o más estudien por el mismo libro o hagan su tarea no importa si no se imprimió («En el caso de primer grado, el cuaderno de escritura es mucho más necesario que el de matemáticas», afirma alguien). Todo forma parte de la «implementación de programas y estrategias para lograr la concreción del proyecto país».
No permitamos que nos acusen de adoctrinamiento. Ante la prevalencia de un discurso hegemónico, preparemos a niños y jóvenes para afrontar el programa de colonización cultural que se nos impone. Urge perfeccionar el trabajo político-ideológico desde los círculos infantiles. En medio de un mundo en que, como dijo el mandatario, «se vive con una gran incertidumbre», demostremos con nuestro sistema educativo que podemos formar, ya sea con maestros o con improvisados educadores, a infantes listos para formar parte de una sociedad donde se viva con más incertidumbre todavía.
(Tomado del Facebook de Jorge Fernández Era)