CUBA, LA ISLA DE LOS HUECOS

0
67

Por Anette Espinosa
La Habana.- Cuba es la isla de los huecos y las carreteras y calles del país está saturadas de hoyos que le han costado la vida a muchas personas, todo eso por la desidia gubernamental, ajena a los problemas de los cubanos comunes y solo preocupada por los sitios donde viven los dueños del feudo y sus subordinados de más alcurnia.
Hace unos dos meses, un camión cayó en uno de esos agujeros gigantescos en la ciudad de Sagua la Grande, y la foto dio la vuelta al mundo, gracias a las redes sociales y a algunos medios independientes, porque los del oficialismo están tan ciegos que no pueden ver esas cosas. O no los dejan, que no es lo mismo.
Antes, un motorista cayó en un pozo, literalmente, en una calle de La Habana y perdió la vida. Y no pasó nada. NO hubo investigaciones, ni acusados, y mucho menos indemnizaciones, porque, sencillamente, los organismos encargados de mantener las calles y carreteras, forman parte del gobierno y este no puede encausarlos. Porque no te vas a acusar a ti mismo.
Ahora, una madre cubana, anda aterrorizada por otro agujero, este en La Habana, la misma ciudad que en unos días será sede de la Cumbre del G77+China. «Este hueco lleva ya un año ahí o más y no hacen nada. En la esquina hay una escuela, que en la foto se puede ver bien, donde está mis niños y más. Eso es un peligro”, según una publicación del influencer Alberto Arego.
“Está ubicado en el medio de la calle de la escuela. Mi niño no puede salir afuera por el terror de que se caiga ahí. Eso a ellos les llama la atención. Es lógico, son niños”, dice la madre.
También recuerda que “ese hueco va directo al mar. Es un desagüe con desechos. Por favor, en nombre de las madres que están con el mismo temor que yo, a ver si nos ayudan a solucionarlo porque el gobierno, que está al doblar, ni ahí viene. Han hecho hasta un camino por los alrededores para poder andar. Esto ya no cree en nadie”.
El referido socavón está en calle 5ta, entre 6 y 4, en pleno Vedado capitalino, apenas a unas cuadras de donde se decide el destino del país.
“La dirección es calle 5ta, esquina 6 y 4. Mira cuánto peligro al frente de una escuela y al costado un albergue, que hay más de 10 niños y todos menores 12 años. Eso es en el Vedado, Plaza de la Revolución”, recuerda la preocupada madre.
Este caso es el de una mujer valiente, que se atrevió a denunciar. En otros, las personas se adaptaron a vivir entre grietas, baches, aguas albañales, zanjas y oquedades, y ya ni atención le prestan a esas cosas, porque hay cosas más importantes a las que prestarles atención, como a la incesante búsqueda de algo para alimentarse, que es ahora mismo la prioridad número uno para la mayoría de los cubanos.