Comerciando con el enemigo.

0
202

Por Seymour Hersh.*

En medio de la corrupción desenfrenada en Kiev y mientras las tropas estadounidense se concentran en la frontera con Ucrania ¿ Tiene la administración Biden un final para el conflicto? 

El gobierno de Ucrania, encabezado por Volodymyr Zelensky, ha estado utilizando los fondos de los contribuyentes estadounidenses para pagar un alto precio por el combustible diesel que es vitalmente necesario y que mantiene al ejército ucraniano en movimiento en su guerra con Rusia. Se desconoce cuánto está pagando el gobierno de Zelensky por galón de combustible, pero el Pentágono estaba pagando hasta $400 por galón para transportar gasolina desde un puerto en Pakistán, en camiones o paracaídas, a Afganistán durante las décadas de guerra estadounidense. allá.

Lo que también se desconoce es que Zelensky ha estado comprando el combustible de Rusia, el país con el que él y Washington están en guerra, y el presidente ucraniano y muchos en su séquito han estado desviando incontables millones de dólares estadounidenses destinados al pago de combustible diésel. Una estimación de los analistas de la Agencia Central de Inteligencia calculó los fondos malversados en $400 millones el año pasado, por lo menos; otro experto comparó el nivel de corrupción en Kiev como cercano al de la guerra afgana, “aunque no saldrán informes de auditoría profesionales de Ucrania”.

“Zelensky ha estado comprando diesel con descuento a los rusos”, me dijo un funcionario de inteligencia estadounidense bien informado. “¿Y quién paga la gasolina y el petróleo? Nosostros los contribuyentes.  Putin y sus oligarcas están ganando millones”.

Muchos ministerios del gobierno en Kiev han estado literalmente “compitiendo”, me dijeron, para establecer compañías de fachada para contratos de exportación de armas y municiones con traficantes de armas privados en todo el mundo, todos los cuales proporcionan sobornos. Muchas de esas empresas están en Polonia y Chequia, pero se cree que existen otras en el Golfo Pérsico e Israel. “No me sorprendería saber que hay otros en lugares como las Islas Caimán y Panamá, y hay muchos estadounidenses involucrados”, me dijo un experto estadounidense en comercio internacional.

El tema de la corrupción se planteó directamente con Zelensky en una reunión en enero pasado en Kiev con el director de la CIA, William Burns. Su mensaje al presidente ucraniano, me dijo un oficial de inteligencia con conocimiento directo de la reunión, estaba sacado de una película de la mafia de los años 50. Los generales de alto rango y los funcionarios del gobierno en Kiev estaban enojados por lo que vieron como la codicia de Zelensky, según le dijo Burns al presidente ucraniano, porque “él estaba tomando una mayor parte del dinero desnatado que los generales”.

Burns también le presentó a Zelensky una lista de treinta y cinco generales y altos funcionarios cuya corrupción era conocida por la CIA y otros miembros del gobierno estadounidense. Zelensky respondió a la presión estadounidense diez días después despidiendo públicamente a diez de los funcionarios más ostentosos de la lista y haciendo poco más. “Los diez de los que se deshizo se jactaban descaradamente del dinero que tenían, conduciendo por Kiev en su nuevo Mercedes”, me dijo el oficial de inteligencia.

* Seymour Hersh es periodista de investigación estadounidense , premio Pulitzer en 1970 quien se ha destacado por destapar acciones de corrupción del gobierno y ejército de Estados Unidos en conflictos como Vietnam, Camboya, Siria, así como el vínculo de la CIA con enemigos como Noriega, Hussein y Osama Bin Laden